Guatemala cumplió con lo que se esperaba en sus primeros tres partidos de la Liga de Naciones, ganando con autoridad, dejando clara su superioridad y, sobre todo, obteniendo el ascenso a la Liga B.

Si nos ponemos exigentes podríamos decir que se debieron anotar cuarenta goles y no solo veinte en estos tres juegos, pero hay que entender que es casi imposible evitar los momentos de displicencia cuando se tiene enfrente a rivales a los que hay que aplaudir cuando rebasan la mitad de la cancha.

El ascenso trae consigo la posibilidad de jugar la eliminatoria de la Copa Oro 2021, para la cual Concacaf dio las normas generales pero no especificó si para las llaves alinearía a los grupos de las tres ligas. Si este fuera el caso, nuestro primer rival sería Guyana o Antigua y Barbuda, que pelean el segundo puesto del Grupo C de la Liga B, ambos superables. Luego nos tocaría jugar, ya por la clasificación, contra el tercero del Grupo C de la Liga A, que hoy es Trinidad y Tobago, pero también podría ser Martinica.

Es obvio que el grado de dificultad será mayor, pero en la actualidad ninguno de los dos asusta, por lo que veo una opción real de pelear por el retorno a la Copa Oro.

Este artículo también fue publicado en la sección de Deportes de Nuestro Diario el miércoles 16 de octubre.

3 Comentarios

  1. SERIA LA PEOR VERGUENZA si no hubiera Ganado esos tres partidos si jugo contra selecciones sin nivel Deportivo, NOS EMOCIONARIAMOS CUANDO NOS TOQUE JUGAR CONTRA MEXICO, EEUU y si les empatamos estariamos mejorando

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.