En Guatefutbol.com repasamos parte de la carrera del técnico y exjugador chileno Sergio Pardo, quien sufre quebrantos de salud y a quien le deseamos una pronta recuperación.

A inicios de los 70 apareció un volante andino habilidoso, un 10 de la época. Rápido y que hacía jugar a su equipo. Su nombre Sergio Enrique Pardo.

Chico llegó al fútbol chapín para jugar con Aurora FC, venía proveniente y recomendados por otro equipo castrense, el Naval de Talcahuano.

Aparentemente, solo venía para jugar durante tres meses, pero se enamoró de Guatemala y terminó quedándose.

El fútbol lo llevó a Zacapa en donde se casó con Verónica Ordóñez, la hija del recordado presidente de los tuneros y alcalde, David Alfonso Ordóñez Bardales. Es padre de cinco hijos.

En Chile se dio el lujo de debutar en Primera División a los 18 años. Pasó por Colo Colo, Deportivo Ovalle, Lister Rosell y Naval de Talcahuano.

En Guatemala paseó su fútbol en Aurora, Zacapa, Universidad de San Carlos, Juventud Retalteca y Deportivo Pensamiento.

En El Salvador jugó en el Deportivo Santiagueño.

Tras retirarse como jugador emprendió una extensa carrera de entrenador, destacándose su paso por Heredia, Mictlán, Coatepeque, Halcones de La Mesilla, Zacapa, Sacachispas, Universidad de San Carlos, Marquense, Xelajú MC, Amatitlán (campeón de Copa 1996), Tipografía Nacional y Achuapa, entre otros.

En Belice dirigió al Real Verdes de la Primera División.

Dirigió interinamente a la Selección Nacional de Guatemala ante la mundialista Japón en un amistoso internacional disputado en Osaka, Japón, el 6 de septiembre de 2013.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.