Llegamos al final de un año en el que el deporte de Guatemala obtuvo varios éxitos, sobre todo por medio del gimnasta Jorge Vega y la destacada participación en los Juegos Centroamericanos, en donde nuestro país mostró que no tiene rival en el área.

Pero en el futbol las cosas fueron distintas, porque derivado del escándalo de corrupción en la FIFA tuvimos la oportunidad de hacer una buena limpieza y cambiar la estructura de la Federación, pero los encargados de hacerlo solo escondieron la basura debajo de la alfombra y dejaron libre el camino para que la corrupción siguiera reinando, lo que nos permitió ver un cambio de autoridades con los mismos vicios de ese pasado que se quería desterrar.

Por si fuera poco, en la Liga Nacional no entienden que en todas partes son las divisiones profesionales las que mandan y les falta coraje para separarse, optando por ser comparsas quizá con la esperanza de que les caiga alguna migaja, aunque eso signifique estar sometidos a la voluntad del patrón y sus 34 títeres.

Así comenzaremos 2018, con más sombras que luces y vislumbrando un futuro negro para el futbol.

A pesar de todo, espero que usted y su familia tengan un feliz año nuevo.

Este artículo también fue publicado en la sección de Deportes de Nuestro Diario el miércoles 27 de diciembre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.