En el futbol es habitual que los equipos entren en rachas positivas o negativas, por lo que no es raro observar la seguidilla de resultados negativos en algunos equipos que tienen el plantel suficiente para sobresalir y, sin embargo, no lo hacen.

En la actualidad se dan en la Liga Nacional los casos de Xelajú MC y Cobán Imperial, conjuntos que no juegan tan mal como lo indica su posición en la tabla, décimos los altenses y duodécimos los altaverapacenses.

En el Apertura vimos a los Príncipes Azules ganar la fase de clasificación, a pesar de las claras dificultades que tenían para mantener la ventaja en la parte final de sus encuentros, lo que terminó costándoles quedar fuera de la disputa por el título. Los Chivos, por su parte, hicieron un torneo errático, no clasificaron y se pensó que harían un Clausura distinto, pero a pesar de que su plantel genera muchas llegadas, convierte menos de un gol por partido y esa pólvora mojada explica su situación.

Dicen que no hay mal que dure cien años, pero la paciencia no abunda cuando se dan situaciones como estas, con dos equipos que están sufriendo más de la cuenta, en lugar de tener el protagonismo que todos les reclamamos.

Este artículo también fue publicado en la sección de Deportes de Nuestro Diario el jueves 27 de febrero.

Fotografía: Club Xelajú MC

1 Comentario

  1. Xelaju siempre a sido pobre económicamente y las directivas que an pasado creo que mas an ambicionado hacerse de un nombre para que la gente los conozca y luego beneficiarse a si mismo en sus carreras o mejor aún en la política (verdad Francisco Santos y Juan Fernando Lopez Mario Quiñones?) nunca Xelaju a tenido un plan como Saprisa de Costa Rica, por ejemplo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.