España, con la clasificación para la Eurocopa de 2020 en el bolsillo, recibe el viernes a Malta (20h00 GMT) con el objetivo en mente de asegurarse ser cabeza de serie en el torneo continental del próximo año.

La Roja lidera el grupo F de clasificación para la Eurocopa con cinco puntos de ventaja sobre Suecia y seis sobre Rumanía, su rival del próximo lunes, por lo que una victoria el viernes en el estadio Ramón de Carranza de Cádiz le aseguraría cerrar la fase de grupos como primera de su llave, pero necesitará algo más.

«El objetivo de la clasificación está hecho, pero para el objetivo que queremos que es ser primeros de grupo y cabeza de serie, necesitamos las dos victorias», aseguraba el pasado viernes el seleccionador, Robert Moreno, al dar su lista para estos dos encuentros.

Y es que sólo seis primeros de grupo de los diez tendrán la condición de cabeza de serie en el torneo continental por que será importante también sumar el lunes contra Rumanía.

«En todos los partidos la intención del equipo es sacar el máximo rendimiento. Tenemos dos partidos en casa, delante de nuestra gente, en los que ojalá podamos sumar seis puntos para acabar de la mejor manera posible», afirmó el centrocampista Santi Cazorla.

A favor de la Roja su condición de invicta en su recorrido de clasificación para el torneo continental con seis victorias y dos empates.

– Banco de pruebas –

La relativa tranquilidad con la que España ha recorrido su camino hacia la Copa de Europa ha permitido al seleccionador Robert Moreno y a su predecesor, Luis Enrique Martínez, hacer pruebas para ir configurando una nueva España, tras la gris actuación en el Mundial de Rusia del pasado año.

Más de medio centenar de jugadores han utilizado Luis Enrique y Moreno en estos encuentros para ir dibujando una selección, en la que el viernes podría jugar en la portería Pau López, el único de los tres porteros que aún no ha jugado con Moreno.

Está por ver si el seleccionador español también puede dar una oportunidad a la cara nueva de su última convocatoria, el delantero del Dinamo de Zagreb Dani Olmo.

La Roja no debería tener problemas el viernes contra una selección a la que siempre ha ganado en sus siete enfrentamientos anteriores, destacando el 12-1 de diciembre de 1983 que permitió la clasificación de España para la Eurocopa de 1984.

Malta, última del grupo F, con sólo tres puntos, ya no se juega nada salvo la honra, algo que están dispuestos a defender el viernes.

«España será una prueba muy dura para nosotros», afirmó el seleccionador de Malta, Ray Farrugia.

«Tres días más tarde, nos enfrentaremos con Noruega en casa en nuestro clasificatorio final. Será otro duro partido contra un equipo fuerte, pero lo daremos todo para mostrar lo mejor de nosotros en los dos encuentros y acabar esta fase clasificatoria con una nota brillante», aseguró Farrugia.

© 2018, AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.