Tras un inicio por debajo de los esperado, Eden Hazard, fichaje estrella del Real Madrid para esta temporada, está empezando a mostrar destellos de su mejor forma y no podía llegar en un mejor momento para su equipo.

El conjunto blanco juega en casa contra el Galatasaray en el grupo A de la Champions el miércoles (20h00 GMT) y una victoria le situaría cerca de clasificarse para octavos.

Hazard ha tenido un irregular y decepcionante inicio de temporada en España, donde había levantado grandes expectativas tras sus esperado fichaje del Chelsea por 100 millones de euros en junio.

Una semana después del anuncio de su fichaje, 50.000 aficionados llenaron el estadio Santiago Bernabéu para ver al belga enfundarse la camiseta blanca en su presentación.

Tras los aplausos del público, Hazard atendió a la prensa para dejar claro que su objetivo es formar parte de la historia del Real Madrid.

– Ser un galáctico –

«No soy un galáctico, aún no, pero espero serlo algún día», afirmó.

Pero, su inicio en Madrid no ha fue el esperado, en parte por una combinación de mala suerte y circunstancias personales, que convirtieron al atacante, de 28 años, en blanco de críticas de prensa y aficionados.

Un día antes del estreno liguero del Real Madrid contra el Celta, Hazard sufrió una lesión en el muslo en el entrenamiento y tuvo que retirarse.

Se perdió tres partidos antes de debutar contra el Paris Saint-Germain en Liga de Campeones, pero pareció fuera de sitio y el Real Madrid sufrió una goleada 3-0.

Hazard se quedó en el banquillo contra Osasuna en la Liga entre comentarios de sobrepeso y luego marcó su primer gol contra el Granada, un tanto que prometía ser un punto de inflexión para sacar lo mejor del belga.

«Sabemos la calidad del jugador que tenemos y sabemos que acabará por soltarse», dijo Zidane en septiembre.

«Todo el mundo espera mucho de él y lo sabe. Tiene nuestro apoyo y con los partidos acabará siendo el jugador que queremos en el Real Madrid», añadió.

– Destellos de calidad –

Pero, el parón internacional rompió la progresión de Hazard y a la vuelta, se perdió el primer partido del Real Madrid, una derrota 1-0 contra el Mallorca, debido al nacimiento de su cuarto hijo.

En tres partidos desde entonces, ha mostrado destellos de calidad como un movimiento interior contra el Galatasaray o la carrera que acabó con un penal a favor contra el Leganés.

Su mejor actuación hasta el momento fue el sábado contra el Betis, partido en el que el Real Madrid no marcó, pero mostró una buena imagen.

Hazard no dudó en buscar los huecos, tomar riesgos e incluso marcó un bonito gol anulado por fuera de juego.

«Todo el mundo quiere ver a Eden mejor, pero yo lo veo mucho mejor cada día, y vamos a sentirnos todos contentos pronto, seguro», afirmaba la semana pasada Zidane, que no esconde su admiración por el belga.

La falta de gol contra el Betis mostró por qué la progresión de Hazard debe alcanzar su cenit, y rápido, si el equipo blanco quiere evitar los problemas que tuvo el pasado año en ataque.

A pesar de los esfuerzos de Benzema en los últimos meses, el hueco dejado por los goles de Cristiano Ronaldo está todavía por rellenar y, aunque Hazard nunca ha sido un goleador prolífico, puede contribuir a aumentar el número de los demás.

Hay pocas dudas de que pronto volverá a alcanzar su mejor forma y confianza, para lo que, según Zidane, sólo necesita goles.

© 2018, AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.