Con la destitución el domingo de su entrenador Niko Kovac, al Bayern de Múnich se le abre un periodo de incertidumbre cuando inicia una semana crucial, con un partido de Liga de Campeones el miércoles y un ‘Klassiker’ contra el Borussia Dortmund el sábado.

– ¿Por qué fue destituido? –

Cinco partidos ganados en diez fechas del campeonato: algo lejos de las ambiciones del Bayern. Pero el juego desplegado, sin alma ni ideas, incluso en las victorias, ha pesado aún más en la decisión de los gerentes del club bávaro.

«Su concepto del fútbol nunca llegó a estar claro», aseveró este lunes el editorialista jefe de la prestigiosa revista Kicker. «Los jugadores no recibían indicaciones tácticas precisas. De hecho Kovac ya perdió a su equipo la temporada pasada, sólo el doblete Copa/Liga ocultó la relación real en el seno del vestuario», explicó.

Kovac, un hombre recto pero a veces rígido, multiplicó asimismo las declaraciones desafortunadas en los últimos tiempos, afirmando por ejemplo que el ídolo de la afición Thomas Müller -relegado a la suplencia- no jugaría «si hubiese riesgo importante en el partido», o afirmando inocentemente que los mejores aficionados de Alemania eran los del… Fráncfort.

– ¿Cómo reaccionarán los jugadores? –

Pasivos, erráticos, desconcentrados en los últimos partidos… Las estrellas del Bayern no podrán utilizar más a su entrenador como coartada. El director deportivo Hasan Salihamidzic los situó el domingo por la noche ante sus responsabilidades: «Ahora espero de nuestros jugadores una actitud positiva y una voluntad absoluta de buen desempeño para que alcancemos nuestros objetivos esta temporada», señaló.

Manuel Neuer, el capitán, había hecho un llamamiento a enderezar el rumbo. Sin éxito. El sábado, tras la debacle 5-1 en Fráncfort afirmó: «Se veía venir lo que ha pasado, no es una sorpresa para mí, en el equipo no estamos en absoluto divididos. Nos escuchamos, no hablamos unos de otros, sino unos con los otros. La motivación no es un problema».

Pero figuras como Thiago Alcántara, Corentin Tolisso, Benjamin Pavard o el fichaje estrella Philippe Coutinho han rendido por debajo de su nivel estas últimas semanas. El equipo salvó los muebles en varias ocasiones con un gol salvador ‘in extremis’ del indiscutible Robert Lewandowski (14 dianas en 10 fechas).

– Dos partidos clave –

El entrenador adjunto Hans Flick tomará las riendas del equipo para el partido de Champions ante el Olympiakos y para el duelo ante el Borussia Dortmund. En caso de victoria el miércoles, el Bayern validará su billete a octavos de la competición reina.

Flick fue el asistente de Joachim Löw durante el título mundial de Alemania en 2014 en Brasil. Aboga por un fútbol de ataque, y gusta del rigor táctico. Pero deberá conformar un once con una defensa diezmada: los dos titulares Niklas Süle y Lucas Hernandez están lesionados. Y Jérôme Boateng estará suspendido el sábado en liga.

Así pues el francés Pavard se postula como titular junto a Alaba o Javi Martínez.

– ¿Quién ocupará el puesto? –

Las especulaciones sobre el nombre del sustituto de Kovac no se han hecho esperar. ¿El perfil buscado? Una personalidad capaz de integrarse en la «familia» Bayern, y de llevar lejos al equipo en Liga de Campeones, objetivo prioritario de la dirección.

Massimiliano Allegri, antiguo técnico de la Juventus, actualmente sin equipo, suena con fuerza. Al igual que Erik Ten Hag, quien llevó al Ajax a semifinales el curso pasado. El holandés conoce bien al Bayern, ya que dirigió al equipo filial de 2013 a 2015.

Arsene Wenger, José Mourinho, o el antiguo goleador Miroslav Klose son otras opciones señaladas por la prensa para un reto de altura, devolver al Bayern al lugar que ocupa habitualmente.

© 2018, AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.