El presidente de la Federación búlgara de fútbol, Borislav Mihaylov, que tenía al gobierno en su contra tras los gritos racistas proferidos en el partido Bulgaria-Inglaterra del lunes, presentó el martes su dimisión indicó la federación en su página de Internet.

«Hoy, el presidente de la Federación Búlgara de Fútbol Borislav Mihaylov presentó su dimisión, que será puesta ante los miembros del comité ejecutivo durante su reunión del viernes», declaró al federación en un comunicado.

La decisión se produce «a raíz de las tensiones suscitadas los últimos días, perjudiciales para el fútbol búlgaro y para la Federación de Fútbol Búlgara», añade la federación.

Un parte del público presente en el estadio Vasil-Levski de Sofía, donde se enfrentaron Bulgaria e Inglaterra (0-6) camino a la Eurocopa-2020, arremetió verbalmente contra los jugadores negros de Inglaterra Tyrone Mings, Marcus Rashford y Raheem Sterling.

El primer ministro búlgaro Boiko Borissov pidió este martes la «dimisión inmediata» de Borislav Mihaylov.

«Es inadmisible que Bulgaria, uno de los países más tolerantes, esté asociado al racismo y a la xenofobia, cuando personas de etnias y religiones diferentes viven aquí en paz», escribió en su página de Facebook el jefe del gobierno.

El estadio Vasil-Levski ya fue sancionado con un cierre parcial para ese partido por los insultos racistas escuchados en junio, durante un partido ante Kosovo.

© 2018, AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.