El juicio contra Paul Gascoigne, antiguo astro del fútbol inglés acusado de agresión sexual por besar a una mujer sin su consentimiento en un tren, comenzó este lunes.

Durante la audiencia en el tribunal de Teesside Crown Court (norte de Inglaterra), la presunta víctima presentó su versión de los hechos ante el jurado.

En agosto de 2018, durante un viaje en el tren que une York y Newcastle, Paul Gascoigne le habría preguntado si sabía leer la líneas de las manos. «Él parecía borracho», indicó la mujer.

Mientras ella trataba de ignorar su presencia, el antiguo internacional habría tratado de sentarse en sus rodillas y le habría «golpeado en el brazo»: «Me di la vuelta para encararme con él, y él me sujetó la cara para besarme en la boca», contó la presunta víctima.

Una vez fuera del tren, la mujer contactó con la policía, sin ser consciente aún de que se trataba del antiguo volante del Totteham y del Lazio, que jugó su último partido como profesional en 2004 con los colores del Boston United.

En enero, Paul Gascoigne se declaró no culpable de los hechos que se le imputan.

Contactado por teléfono el mismo día del incidente, Paul Gascoigne reconoció ante los policías haber «besado a una vieja gorda», señaló este lunes en el juicio el fiscal William Mousley.

Al día siguiente por la mañana, habría dicho a los policías que él quiso «darle un beso en la boca para tranquilizarla», añadiendo que varios pasajeros del tren se habían reído de su físico, según la misma fuente.

Para William Mousley, se trata de una «agresión sexual».

Es una «agresión breve pero desagradable con connotaciones sexuales, en un tren, por un hombre desconocido de unos cincuenta años y ebrio», declaró.

No es la primera vez que Paul Gascoigne, de 52 años, se encuentra ante la justicia británica. En 2016, sufrió una multa de 1.000 libras (1.170 euros) por haber proferido palabras racistas durante una aparición pública en noviembre de 2015.

© 2018, AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.