Inglaterra perdió 2-1 contra la República Checa, este viernes en Praga, una derrota que retrasa su clasificación a la Eurocopa-2020.

El equipo de Gareth Southgate, que gozó de las mejores ocasiones, cedió ante la presión local en la parte final del partido (85) al encajar un gol de Zdenek Ondrasek.

El defensor checo Jakub Brabec (9) había respondido al gol inaugural de los ingleses, de penal transformado por Harry Kane (5).

El resultado parece justo teniendo en cuenta los siete disparos de los ingleses por los 17 de los checos, que dieron una imagen muy diferente a la del 5-0 sufrido en la ida.

Esta es la primera derrota sufrida por los ingleses en fases de clasificación en 44 partidos, con una derrota en Ucrania hace… 10 años.

«Tuvimos un inicio perfecto pero estuvimos blandos con el balón y ellos anotaron poco después», afirmó el capitán Kane.

Con 12 puntos y tres partidos por jugarse, los Tres Leones, que habrían sellado su billete a la Eurocopa en caso de victoria, siguen líderes del grupo A, con los mismos puntos que los checos (12 puntos, un partido más) y delante de Kosovo (8 puntos).

Pero el sueño de una final en Wembley sigue vivo para Inglaterra.

© 2018, AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.