El Cagliari de la Serie A italiana se libró de sanciones por los cánticos racistas lanzados por sus hinchas al delantero belga del Inter de Milán Romelu Lukaku a comienzos de este mes, según anunció este martes el órgano judicial de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC).

Lukaku, de 26 años, recibió gritos imitando a un mono antes de transformar el penal que dio la victoria al Inter por 2-1 el pasado 1 de febrero.

Sin embargo, los jueces de la FIGC consideraron que los «cánticos, gritos, silbidos y abucheos» que profirieron los hinchas ultras de la ‘Curva Nord’ no pueden considerarse discriminatorios porque ocurrieron justo antes del lanzamiento de penal y el objetivo era desconcentrar al jugador para que no anotase el gol.

Tras el partido, Lukaku reclamó a las autoridades futbolísticas italianas que actuasen contra el racismo.

El actual delantero del Everton Moise Kean ya pasó por una situación parecida el pasado año, también en Cagliari y cuando era jugador de la Juventus, tras marcar un gol en abril.

Entonces, el equipo sardo, que emitió un comunicado condenando los hechos, sólo fue sancionado con 5.000 euros… pero por el lanzamiento de botellas de plástico contra los árbitros.

© 2018, AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.