El Barcelona inicia el martes (19H00 GMT) en Dortmund ante el Borussia el reto de levantar una nueva Liga de Campeones, un trofeo continental que se le resiste desde 2015 y que el capitán Lionel Messi vuelve a tener en el punto de mira.

«Obviamente me encantaría ganar la Champions porque hace mucho tiempo que no se gana y creo que debemos volver a ganar la Champions como club, y a nivel personal me encantaría ganar otra», advertía Messi en una entrevista con el diario Sport.

Messi, con una lesión muscular, todavía no ha debutado con su equipo, que le ha echado de menos y confía en que su capitán pueda tener sus primeros minutos el martes en Alemania.

El astro argentino completó su primer entrenamiento con el grupo el domingo, pero aún está por ver si podrá estar el martes, especialmente tras las dudas expresadas por su técnico Ernesto Valverde.

«Lo veo difícil para el martes», afirmaba el viernes Valverde, para quien «lo que queremos es que vuelva pronto, pero sobre todo que vuelva bien».

En cambio, el técnico azulgrana podrá contar con el artillero uruguayo Luis Suárez, que no pudo tener un mejor regreso a la competición tras un mes en el dique seco por una lesión muscular.

– La sensación Ansu Fati –

Suárez hizo un doblete el sábado en la goleada 5-2 al Valencia en apenas media hora sobre el terreno de juego.

El ‘pistolero’ se enfrenta el martes de nuevo al reto de marcar fuera del Camp Nou en Champions, ya que el uruguayo no ha vuelto a ver puerta en la competición continental lejos de casa desde que marcara en septiembre de 2015 contra la Roma.

Una de las incógnitas del encuentro para el Barcelona es si Valverde osará acompañar a Suárez y a Antoine Griezmann con el joven Ansu Fati, la última sensación del Barça, que a sus 16 años ha encandilado a la afición azulgrana.

El canterano abrió el marcador el sábado tras apenas dos minutos de juego y después dio la asistencia del segundo tanto, pero el técnico azulgrana pide ir paso a paso con el joven.

Enclavado en un complicado grupo F junto con el Inter de Milán y el Slavia de Praga, además del Borussia, el Barcelona se siente la urgencia de volver a levantar la ‘Orejona’, especialmente tras las dos últimas eliminaciones fruto de dos humillantes remontadas.

En abril de 2018, la Roma sacó al Barça en cuartos de final tras remontar un 4-1 adverso, mientras que el pasado año el Barça malgastó una ventaja de tres goles en semifinales contra el Liverpool (3-0, 0-4), futuro campeón.

– Alcácer al acecho –

El Barcelona arranca ahora una nueva temporada europea buscando dejar atrás esos fracasos y comienza ante un equipo alemán, que marcha en la segunda posición de la liga alemana a sólo un punto del líder Leipzig.

El Dortmund afronta el partido lleno de moral tras golear 4-0 el sábado al Bayern Leverkusen, en un partido en el que volvió a marcar el español Paco Alcácer, que cuenta sus encuentros por goles.

El exdelantero del Barcelona forma junto a Marco Reus y Jadon Sancho un temible tridente ofensivo que ha marcado diez de los trece goles anotados por el club en el campeonato alemán.

«Si hacemos un partido perfecto, podemos hacer algo. Tenemos un buen equipo», aseguró Alcácer en una entrevista con el diario español El País.

© 2018, AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.