Ecuador, plagado de debutantes, venció 1-0 a Perú, finalista de la Copa América 2019, en un amistoso disputado este jueves en Harrison (EEUU) de cara al clasificatorio sudamericano al Mundial Catar-2022.

El ariete Eric Castillo tuvo un estreno soñado en la tricolor al convertir a los 47 minutos el tanto para la apretada victoria en el campo del Red Bull Arena.

Al mando del técnico argentino Jorge Célico, Ecuador optó por renovar la plantilla con varios juveniles que fueron terceros en el Mundial Sub-20 Polonia-2019.

«Me da mucha alegría haber hecho debutar a muchos jóvenes con los que seguimos un proceso», declaró emocionado el entrenador.

De esta manera el combinado ecuatoriano mejoró su imagen tras la frustrante y polémica actuación en la Copa América Brasil-2019, donde no ganó un solo cotejo.

Los tricolores recuperaron la sonrisa del triunfo ante un equipo que dirigido por el también albiceleste Ricardo Gareca viene de un prolongado proceso, con sobrados éxitos como la clasificación al Mundial de Rusia-2018 y la final de la Copa América ante Brasil, que se llevó el título.

«Ecuador nos ganó bien hoy, se cerró y nos costó entrar ya que en los últimos metros no fuimos claros para jugar. Prácticamente no pudimos generar situaciones de gol», dijo el ‘Tigre’ Gareca tras el partido.

– Presión de marca –

Los peruanos con algo más de agresividad marcaron con presión alta desde la salida del rival en la zona defensiva, provocando errores y acelerando la recuperación del esférico.

Los del plantel inca, siempre con pelota al piso desde la zaga, comenzaron a tener en Renato Tapia y Christofer Gonzáles los elementos clave en la recuperación y la salida para las conexiones ofensivas con el hábil Christian Cueva.

«El primer tiempo estuvimos mejor, si hubiésemos estado más finos tal vez nos hubiese ido mejor», se lamentó Gareca.

Pero los tricolores, más cautos, optaron por el orden y las descolgadas en triangulaciones, a un solo toque, para librar la asfixiante marca.

En el onceno ecuatoriano aparecieron por primera vez al menos un par de jugadores por cada línea, incluido el golero, destacando el ofensivo juvenil Gonzalo Plata, quien tuvo a maltraer al lateral Miguel Trauco, que debió lesionarlo para poder detenerlo.

«De mi equipo destaco la solidaridad, la frescura y Ecuador supo defender bien, que también sirve», dijo Célico.

– La misma medicina –

Los incas salieron con el mismo ímpetu al complemento. Pero al minuto del reinicio, cayeron en su ley de marca a presión, el volante ecuatoriano Jhegson Méndez robó un balón en mediocampo, pase largo para Estrada, que pasó a Castillo, solo y bien perfilado pisó el área y con toque sutil abrió el marcador a los 47 minutos.

El gol desencajó a los de la banda roja, que esta noche vistieron de negro, mientras sus vecinos con su tradicional casaca amarilla se asentaron sin variar el exitoso libreto que los mantenía victoriosos.

Los de Gareca carecieron de poderío ofensivo, apenas un tiro al arco en el complemento denotó lo lejos que estuvieron del arco contrario.

Se extrañó al goleador Paolo Guerrero, ausente en la convocatoria por su participación con el Internacional de Porto Alegre en las semifinales de la Copa de Brasil.

Ecuador tiene una nueva prueba de local el próximo martes frente a Bolivia en la andina Cuenca (al sur de Quito), donde rara vez ha jugado la tricolor.

«Esperemos que la gente vaya a apoyar a estos jóvenes», anotó Célico.

El mismo día, Perú medirá fuerzas en Los Ángeles ante Brasil en una revancha de la final de la Copa América, que se adjudicó sin atenuantes la ‘Canarinha’ por 3-1.

«Esperemos hacer un buen juego con Brasil», expresó Gareca.

© 2018, AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.