El argentino River Plate derrotó al paraguayo Cerro Porteño por 2-0 (parcial 1-0) en uno de los partidos de ida por los cuartos de final de la Copa Libertadores de América 2019 jugado este jueves en el estadio Monumental en Buenos Aires.

Ignacio Fernández (7, de penal) y el colombiano Rafael Santos Borré (64, de penal) anotaron los goles para el triunfo del equipo millonario, que dio un paso importante en camino de clasificarse a las semifinales.

El árbitro peruano Víctor Carrillo sancionó el primer penal a instancias del VAR, y por la misma vía también anuló un gol a River por mano de Matías Suárez.

Con este resultado, Cerro Porteño necesita ganar por tres goles en la revancha, mientras que a River, el campeón defensor, le bastará con perder por un gol o incluso por dos, si anota en el segundo cotejo.

El desquite se jugará el próximo jueves en La Nueva Olla, en Asunción, y el ganador de esta serie se cruzará en las semifinales con el vencedor del duelo entre el argentino Boca Juniors y el ecuatoriano Liga de Quito, con ventaja parcial de los xeneizes, ganadores (3-0) como visitantes en el choque de ida.

– Rápido y furioso –

Bien pronto llegaron las emociones al Monumental, porque en la primera incursión sobre el área visitante se produjo una acción en la que cayó el uruguayo Nicolás de la Cruz, pero que fue ignorada en primer lugar por el árbitro peruano Víctor Carrillo.

Sin embargo, y a instancias del VAR, Carrillo revisó la jugada en la pantalla y sancionó penal por falta de Joaquín Larrivey sobre el jugador charrúa, y a continuación Nacho Fernández anotó el primer gol millonario con un potente remate cruzado, sin chances para el arquero Juan Pablo Carrizo.

El arranque furioso de River prometía más a partir de un juego acelerado y a los diez minutos Matías Suárez estuvo a punto de anotar, pero intentó eludir a Carrizo y el exarquero de River lo tapó con solidez.

Cerro Porteño intentó reaccionar, pero River llevó el partido a su ritmo, con la certeza de que un duelo golpe por golpe le era más beneficioso y podía darle mejores resultados.

Después de la media hora, Montiel falló frente al arco desguarnecido, tras un centro paralelo a la línea que no pudo empujar después de que Arzamendia había fallado el despeje, y poco después se aproximó el ‘Ciclón’ guaraní con un tiro libre de Pachi Carrizo para Larrivey, pero el delantero argentino cabeceó desviado, muy lejos del arco.

– VAR y un nuevo penal –

Ya en la segunda parte, todavía en desventaja por la mínima, Cerro Porteño tuvo la llave del empate en un buen centro de Espínola desde la derecha, pero el cabezazo de Hado Valdez salió muy cerca del poste izquierdo de Franco Armani.

Casi de inmediato, Suárez desbordó por la izquierda y envió un centro que Ignacio Fernández definió con toque certero, pero Carrillo volvió a acudir al VAR y anuló la jugada por mano de Suárez, en una acción correctamente sancionada.

El dominio de River se acentuaba ante un Cerro Porteño falto de reacción y poco después llegó el segundo tanto millonario, con un penal que Borré selló con potencia, por una falta de Carrizo a Exequiel Palacios.

De allí hasta el final, el local aquietó el ritmo e incluso estuvo cerca del tercero con un tiro libre desviado de Nacho Fernández, pero el marcador no se movió y River se quedó con una buena diferencia para el primer encuentro.

Más allá de contar con un plantel experimentado, Cerro Porteño tendrá un examen muy duro para la revancha, con la obligación de ganar por un buen margen para desbancar al campeón defensor, mientras en el horizonte asoma cada vez con más fuerza la posibilidad de un volcánico superclásico ante Boca, por un lugar en la final.

© 2018, AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.