¡Emoción en la Bundesliga! Un club, el Borussia Dortmund, se atreve a decir abiertamente al comienzo de temporada que busca el título de campeón. Nadie había desafiado al Bayern de Múnich de esta manera desde al menos cinco años.

«El Bayern tiene los mejores activos en el punto de partida, pero nosotros queremos ser un competidor a la altura y pelear por el título», dijo el entrenador del Dortmund, el suizo Lucien Favre, a dos días del inicio de la temporada, que comienza el viernes con un Bayern-Hertha Berlín.

En Dortmund, los dirigentes han aprendido las lecciones de la desilusión de la temporada pasada: nueve puntos de ventaja sobre el Bayern antes de Navidad para finalmente quedarse a las puertas y ver al ‘Rekordmeister’ levantar un séptimo título consecutivo, récord absoluto en Alemania.

Lecciones «psicológicas». A fuerza de promulgar la humildad y de repetir que el título no era un objetivo, los dirigentes del club fueron acusados de haber desincentivado a sus propios jugadores en el momento crucial de la temporada.

Lecciones deportivas. El equipo de prometedores y entusiastas -aunque irregulares- futbolistas se ha visto espectacularmente reforzado.

Con la marcha de Abdou Diallo al PSG, Mats Hummels, campeón del mundo en 2014, volvió al redil con la experiencia de sus 30 años y de tres temporadas en el Bayern.

«Lo que me ha atraído realmente es el papel que me ha propuesto Aki Watzke», director ejecutivo del Borussia, dijo Hummels: «Ser un jugador líder (…) asumir la responsabilidad en caso de ir mal, estar ahí en las situaciones difíciles y tirar del carro».

– ¿Cómo sustituir a ‘Robbéry’? –

El club también ha buscado a tres internacionales de la nueva generación: los alemanes Nico Schulz (lateral izquierdo) y Julian Brandt (centrocampista ofensivo), y el belga Thorgan Hazard (centrocampista ofensivo).

Además ha conservado a los hombres clave de la anterior campaña: Manuel Akanji en defensa, Axel Witsel como ancla y, por supuesto, al capitán Marco Reus, ídolo del Signal Iduna Park.

Ante este interesante ‘mercato’, el Bayern lleva un poco de retraso. En defensa, la marcha de Hummels ha sido compensada con las llegadas de los campeones del mundo franceses Benjamin Pavard y Lucas Hernández. Pero delante, el club ha perdido sin contrapartida a sus leyendas Arjen Robben y Franck Ribéry, y ha dejado retornar a Madrid al colombiano James Rodríguez.

La semana pasada el ambicioso Robert Lewandowski, que sueña todavía con añadir una Liga de Campeones a su palmarés, dio un puñetazo encima de la mesa: «Jugar toda una temporada con 13 o 14 profesionales experimentados va a ser duro. Tenemos 50 o 60 partidos (…) y por eso no tenemos suficientes jugadores».

El director deportivo, Hasan Salihamidzic, responsable de los traspasos, está bajo presión. En las redes sociales los aficionados ya piden su despido.

El martes presentó finalmente a un atacante: Ivan Perisic, finalista con Croacia del Mundial-2018, llega procedente del Inter de Milán cedido por una temporada.

«Un plan B», «una solución de urgencia», atizó este miércoles la prensa, que recuerda que el Bayern estuvo mucho tiempo tras la pista del internacional alemán del Manchester City Leroy Sané, quien sufrió a principios de agosto una grave lesión que le tendrá fuera de los terrenos de juego varios meses.

– El RB Leipzig, al acecho –

Niko Kovac espera mucho de los campeones del mundo Pavard, Hernández y Corentin Tolisso y de otros jugadores importantes como el español Thiago Alcántara, Manuel Neuer, Joshua Kimmich, Thomas Müller o Leon Goretzka.

En una entrevista con la AFP, el capitán de los campeones del mundo en 1990, Lothar Matthäus, ofrece una comparación: «¿Cuántos jugadores del Dortmund tendrían sitio en el Bayern y cuántos del Bayern serían titulares en el Dortmund? Claramente hay más jugadores de Múnich que podrían jugar en Dortmund que a la inversa».

«Estoy seguro de que la Bundesliga va a ser apasionante», pronostica, «pero al final el Bayern será campeón».

Al igual que Matthäus, 17 de los 18 entrenadores de la Bundesliga ven al Bayern ganándola. Solo Florian Kohfeld (Werder Bremen) apuesta por el Dortmund como campeón.

Frente a estos dos gigantes, los demás esperan dar su mejor nivel para luchar por las plazas de honor. El RB Leipzig es el más ambicioso de los aspirantes, y cuenta con su nuevo entrenador estrella de 32 años Julian Nagelsmann (ex del Hoffenheim) para subir un escalón y acercarse a la cumbre.

© 2018, AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.