Se ha puesto en marcha el torneo corto número 41, aunque repito lo que he expresado muchas veces, en el sentido de que nuestros torneos no tienen nada de cortos, aunque sí son rápidos.

Si en el pasado hemos tenido una saturación en el calendario, los aficionados deben prepararse para el Apertura 2019, porque entre las 22 jornadas de clasificación y las seis de la fase final, sumado a las fechas FIFA y a los días destinados para la Liga Concacaf, el campeonato podría definirse en Navidad.

Como no hay más remedio y mientras no se analice a profundidad el sistema de nuestros campeonatos, habrá que resignarse a cambiar las costumbres, porque si ya fuimos al estadio un Viernes Santo a ver a la Selección Nacional, ahora nos puede tocar una final entre villancicos.

En todo caso la pretemporada terminó, siendo la mayor sorpresa la destitución de Horacio Cordero a cinco días del debut de Municipal en Quetzaltenango, mientras en los demás equipos se respiran aires de tranquilidad luego de una etapa de preparación con distintos grados de exigencia.

El balón comenzó a rodar en Siquinalá y serán 142 partidos hasta definir al campeón, siendo varios los candidatos para el título. 

Este artículo también fue publicado en la sección de Deportes de Nuestro Diario el jueves 25 de julio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.