Brasil ganó este domingo su novena Copa América al vencer en la final a Perú por 3-1 en el mítico estadio Maracaná de Rio de Janeiro, y acabó con 12 años de espera para reinar en el continente.

Everton, a los 15 minutos, Gabriel Jesus (45+3) y Richarlison (90 de penal) marcaron los goles de la Seleçao. Paolo Guerrero, de penal a los 43, había marcado el empate parcial, de un disputado partido ante 69.906 espectadores, entre quienes se encontraba el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

La victoria le permitió a la Canarinha ganar su noveno trofeo de Copa América y se arrimó a los líderes del palmarés del torneo de selecciones más antiguo del mundo, Uruguay (15) y Argentina (14).

– No extrañó a Neymar –

Brasil sumó su noveno título continental -el quinto como local- con un equipo que no extrañó a su estelar Neymar, lesionado en un partido de preparación unos días antes del inicio del torneo.

Con un portero, Alisson, que solo pudo ser batido de penal en la final, una defensa central firme con el apoyo en la zona media de Casemiro, un Dani Alves, de 36 años, que parece un juvenil y el picante Everton en ofensiva, la Canarinha ganó invicta el torneo, con cuatro victorias y dos empates.

Debutó con victoria ante Bolivia, no pudo vencer a Venezuela y goleó a Perú en la fase de grupos. En cuartos de final sufrió pero logró eliminar a Paraguay en tiros penales.

En semifinales se deshizo de su archirrival Argentina por 2-0 en un partido en el que el árbitro ecuatoriano Roddy Zambrano perjudicó notoriamente a la albiceleste, a la que no le cobró dos penales y no acudió al VAR y en la final venció con autoridad a Perú en el Maracaná.

– Sorprendente Perú –

Perú volvió a una final de Copa América después de 44 años y lo hizo contra todo pronóstico.

Tras una primera fase en la que solo le pudo ganar a Bolivia, empató con Venezuela y fue goleado (5-0) por Brasil, el equipo inca parecía desahuciado y la prensa peruana ya pedía la cabeza del entrenador Ricardo Gareca.

Pero el ‘Tigre’ mostró las garras y Perú volvió a resurgir. Aguantó el cero en su arco contra Uruguay en cuartos de final, lo eliminó por penales y en semifinales acabó con el bicampeón Chile, al que vapuleó 3-0 en un Clásico del Pacífico que recordará por años.

En la final, en el Maracaná, cayó luchando ante el local Brasil pero se dio el gusto de jugar su segunda final continental, tras la ganada en 1975.

Un hito en la resucitada selección peruana que ya el año pasado había vuelto en Rusia a un Mundial tras 36 años de ausencia.

– Argentina y una nueva frustración, con polémica –

Agentina llegó a Brasil a romper una sequía de 26 años sin títulos y con Messi en busca de ganar su primer torneo con su país. Pero nuevamente se marchan con las manos vacías y la espera se hace eterna.

La Albiceleste, con un Lionel Scaloni que hacía sus primeras armas como DT, fue de menos a más, estuvo a punto de quedar eliminada en primera ronda y también a las puertas de meterse en la final.

Y en el Mineirao, en la semifinal, estalló la polémica: Brasil le venció 2-0 en un partido en el que el árbitro ecuatoriano Roddy Zambrano no pitó dos penales en favor del equipo de Messi y ni siquiera consultó con el VAR.

El propio Messi explotó luego del partido por el tercer puesto, victoria 2-1 sobre Chile, en el que fue expulsado en el primer tiempo y acusó a la Conmebol de «corrupta» y agregó que «la Copa está armada para Brasil».

– Chile: el fin de una era –

«Somos una selección de temer» y «vinimos a ser tricampeones», gritaba a los cuatro vientos el ‘Rey’ Arturo Vidal, el estandarte de la generación dorada chilena.

Sin embargo, la nueva Roja conducida por el colombiano Reinaldo Rueda fue de mayor a menor en el torneo y si bien terminó cuarta, ganó sus dos primeros partidos y no volvió a hacerlo en sus últimos cuatro juegos, con un nivel que distó del que la llevó a coronarse bicampeona de América en 2015 y 2016.

Tras clasificar como segundo en el Grupo C, ganado por Uruguay, en cuartos de final eliminó en los penales a Colombia, pero se vio sorprendida en semifinales, cuando fue vapuleada 3-0 por Perú y se quedó sin posibilidad de jugar su tercera final al hilo. Y se despidió con derrota frente a Argentina y fuera del podio.

– Colombia y Uruguay en deuda –

Dos de las selecciones con mejor actuación en primera ronda y que se fueron invictas de la Copa en cuartos de final, Colombia y Uruguay parecía que estaban para más, pero los penales las dejaron por el camino.

La selección cafetera del portugués Carlos Queiroz, la única que ganó los nueve puntos en disputa en la ronda inicial, fue superada por Chile en los penales en cuartos de final.

Un aviso para una selección en la que Radamel Falcao y Juan Cuadrado parecen haber cumplido su ciclo y James Rodríguez sólo mostró pinceladas de su talento.

La Celeste de Oscar Tabárez tampoco dio la talla. Por tercera vez consecutiva quedó fuera de semifinales de la Copa América, y esta vez con un equipo con una dupla atacante digna de temer -Luis Suárez y Edinson Cavani-, la pareja de centrales de Atlético de Madrid -Diego Godín y Josema Giménez- y un mediocampo joven y de buen pie.

Fue de más a menos en el torneo y tras ganar el Grupo C, se topó con un Perú ultradefensivo, que logró el pase en los penales.

– Paraguay cayó luchando –

Conocedor de sus virtudes y limitaciones, el entrenador Eduardo Berizzo apostó a la garra y la seguridad defensiva en su debut oficial con Paraguay.

Tras un paso en falso en el debut, en el que ganaba 2-0, pero se dejó empatar por Catar, Paraguay sorprendió a Argentina, a la que le igualó 1-1, y posteriormente perdió 1-0 con Colombia.

Suficiente para pasar a los cuartos como un de los mejores terceros y plantar cara a Brasil en Porto Alegre, defendiendo su valla con uñas y dientes para acabar cediendo en los penales.

– Venezuela no dio la talla –

Pese a los vaticinios de su DT, Rafael Dudamel, de que venían a jugar seis partidos, Venezuela se marchó de la Copa con una derrota, ante Argentina 2-0 en cuartos, dos empates, contra Brasil y Perú y una única victoria ante la débil Bolivia, a la que le pasaron el traje de Cenicienta.

La Vinotinto mostró solidez defensiva y un mediocampo combativo, pero no tuvo en esta ocasión en Salomón Rondón a la carta de gol que esperaba. Rondón se fue Brasil sin poder anotar.

– Japón no justificó su presencia, Catar sí –

Catar dio la cara en su primera presentación como invitada en el certamen de selecciones más antiguo del mundo.

Anfitrión del Mundial de 2022, que ya fue confirmado para jugar la Copa América de 2020, el campeón de Asia, dirigido por el español Félix Sánchez, sorprendió a varios y le plantó batalla a sus rivales del Grupo B, Paraguay, Argentina y Colombia.

Por su parte, Japón no justificó su presencia en la Copa América, a la que arribó con un equipo de mayoría Sub-23 mirando a los Juegos Olímpicos de Tokio-2020.

Tras ser vapuleado en el debut por Chile (4-0), los ‘Samurais azules’ empataron contra Uruguay (2-2) y Ecuador (1-1), insuficiente para avanzar.

En su plantel se destacó Shoya Nakajima, un habilidoso ’10’ cuyas buenas actuaciones le permitieron fichar por el FC Oporto tras su participación en la Copa América.

– Ecuador y Bolivia, en el sótano –

Ecuador y Bolivia fueron las dos selecciones de peor resultado en la Copa América, algo que se viene repitiendo desde hace décadas en el torneo continental.

Pese al regreso al banco de Hernán ‘Bolillo’ Gómez, ya cuestionado tras el papel en Brasil, la tricolor volvió a decepcionar, sumando un único empate, e irse en primera ronda como le pasó en las anteriores ediciones del torneo en el presente siglo, salvo en la Copa Centenario de 2016, en la que llegó a cuartos de final.

La selección del Altiplano, la nueva ‘Cenicienta’ de Sudamérica, volvió a ser la de peor performance de las doce que jugaron el torneo, despidiéndose con tres derrotas, con nueve goles en contra y sólo dos a favor.

© 2018, AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.