Tercera en la Centenario EEUU-2016 y cuartofinalista en Chile-2015, Colombia llega a la Copa América Brasil-2019 dispuesta a entrar en la discusión por el título, por lo que tendrá que soportar la presión de ser una de las selecciones a batir.

Los cafeteros debutarán el sábado en Salvador (noreste) frente a la Argentina de Messi, en la apertura del Grupo B, consciente de que el factor sorpresa no actuará a su favor, pues su fútbol ya es de sobra conocido tras los Mundiales de Rusia-2018 y Brasil-2014.

«Pensamos que Colombia puede ir creciendo partido a partido. Sabemos que tenemos muchísimas variantes, muy buenos jugadores, pero no nos creemos favoritos», manifestó el ‘Tigre’ Radamel Falcao García luego de la victoria 3-0 ante Perú en el amistoso en Lima el domingo pasado.

Para Juan Guillermo Cuadrado, el volante de la Juventus y quien sería inicialista ante la Albiceleste en el 4-3-3 que prepara el seleccionador Carlos Queiroz, «cada partido es una final, y nuestra primera final será contra Argentina».

Rusia-2018, donde se marchó en los octavos de final, y sobre todo Brasil-2014, donde fue cuartofinalista por primera vez en seis participaciones en Copas del Mundo, posicionaron a Colombia como una de las mejores selecciones en el ranking de la FIFA, que en su última publicación -4 de abril- la ubica en el duodécimo lugar, por debajo de Brasil (3), Uruguay (6) y Argentina (11).

«Es importante el hecho de tener una gran base del Mundial pasado, debemos sacarle provecho porque la selección llegó a una etapa de madurez que nos da las posibilidades en esta Copa», destacó el delantero Luis Fernando Muriel, de la Fiorentina.

– Queiroz, pies en la tierra –

Cauto, como ha sido desde que tomó el mando de la tricolor en febrero luego de seis años y ocho meses de la era José Pekerman, el portugués Queiroz sabe lo que tiene en sus manos, y fue el primero en renunciar al protagonismo en esta Copa.

«Con la calidad, talento y experiencia que tenemos en el equipo, y con la actitud de competición, tenemos una buena oportunidad de ganar el próximo partido, pero nada más», subrayó.

Queiroz, quien no emite una palabra de más sin estar convencido de que está en lo cierto, ha advertido en reiteradas ocasiones que ‘su’ Colombia está en proceso de formación y que, de ser necesario sufrir en el campo, el equipo va a estar preparado para soportarlo.

«Tenemos talento, calidad física, experiencia y mi trabajo es crear esa armonía en una forma colectiva. Sabemos que tenemos la actitud como en estos partidos (de preparación), saber sufrir juntos y hacer las cosas juntos», subrayó el exseleccionador de Irán.

El luso hacía referencia al duelo que Colombia ganó al también mundialista Perú, el último antes de desembarcar el lunes en Salvador, y el choque de despedida ante la afición contra Panamá en Bogotá, que se saldó por un 3-0 sin mucho esfuerzo a comienzo de mes.

Colombia, sin embargo, se permite soñar por un segundo título continental gracias a una base consolidada y al presente de varios de sus jugadores, como el de Duván Zapata, quien marcó 23 goles con el Atalanta, superando por dos anotaciones a Cristiano Ronaldo y tres abajo del máximo goleador, Fabio Quagliarella, de la Sampdoria.

La selección, que arribó a suelo brasileño el lunes, trabaja este miércoles a puertas cerradas en el estadio del Pituacu FC, del campeonato bahiano de segunda división, ubicado en el este de Salvador.

© 2018, AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.