Arturo amo y señor de la selección chilena llega a la Copa América encendido, en forma y convencido de que la triple corona es posible. A su lado, Alexis Sánchez busca demostrar al mundo que mantiene sus ‘superpoderes’.

A fuerza de talento, el mediocampista y el delantero cambiaron la historia del fútbol chileno y levantaron los primeros títulos internacionales de la Roja en la Copa América Chile-2015 y Estados Unidos-2016. Pero miraron el Mundial de Rusia-2018 por televisión.

– El Rey indomable –

La revancha de Vidal llegó en el Barcelona junto al astro argentino Lionel Messi. Tras un arranque colmado de dudas, el mediocampista se ganó un lugar en el equipo donde años antes jugó Alexis y terminó la temporada siendo aclamado por el temperamento mostrado en los momentos oscuros del gigante catalán.

Pero la Roja es otra historia.

«Es complicado mantener todo igual durante 10 años seguidos, pero veremos a un Chile ganador”, advirtió Vidal tras el apretado triunfo ante Haití por 2-1, en la despedida ante la afición previo a la Copa América.

Vidal lidera al equipo dentro del campo, donde tiene total libertad táctica para lanzarse al ataque, y fuera también.

Conductor de su propio programa de televisión, activo en redes sociales y dispuesto a responder a las polémicas, el mediocampista disfruta de ser el ‘rey’ de Chile.

En la preparación rumbo a la Copa de Brasil, el excéntrico volante, dueño de un inconfundible corte de pelo al estilo mohicano, volvió a acaparar la atención.

Si en 2015 ocupó titulares por chocar su Ferrari en plena disputa de la Copa América de Chile, este año sus desencuentros con el excapitán de la Roja, Claudio Bravo, acapararon la atención.

Con su inconfundible estilo, Vidal soltó: «Molesta que la gente diga que estamos sacando jugadores. Si yo armara el equipo pondría a mi hijo, a mis amigos, a la gente del Rodelindo», el club de barrio donde jugó de niño.

Bravo, recién salido de una grave lesión que lo sacó de competencia por varios meses, entró en conflicto cuando, tras la eliminación mundialista, desde su entorno familiar salieron críticas a supuestas indisciplinas, en especial de Vidal.

El seleccionador Reinaldo Rueda, por su parte, pide calma y defiende que la ausencia de Bravo tiene su origen en la inactividad del jugador, pero admite el conflicto. Vidal, pasa la página.

– Alexis en duda –

La otra gran estrella del firmamento de la Roja llega a la Copa en pleno trabajo de recuperación de una lesión en un tobillo y cargando un año colmado de frustraciones en el Manchester United.

Con una de las fichas más costosas de Europa, Sánchez deambuló por la Premier League sin encontrar el fútbol y los goles que lo convirtieron en uno de los atacantes más codiciados del mundo fútbol.

A Chile llegó en silencio y dispuesto a entregar todo, recuperarse de su lesión y demostrar que sigue siendo un extremo temible.

«Ganamos dos copas América por primera vez en la historia de Chile. Por estar todos unidos y el apoyo de todos los chilenos, es fundamental a pesar de todas las diferencias que existan», fue el mensaje de Alexis a través de sus redes sociales.

Introvertido y sonriente, el delantero de 30 años mantiene intacta su conexión con la afición chilena. Lejos de las polémicas, la previa de la Copa para el jugador estuvo marcada por el estreno de una película inspirada en su vida.

«Mi amigo Alexis», que cuenta con la actuación del goleador, llegó a los cines para mostrar la historia personal de este atacante que nació en el seno de una humilde familia del árido norte chileno.

Fuera del set, Alexis apresura su rehabilitación, pero despierta dudas y es probable que no pueda saltar al campo cuando Chile debute ante Japón el 17 de junio en Sao Paulo.

La acción para Chile en el Grupo C continuará cuatro días después ante Ecuador y cerrará la primera fase ante Uruguay en Maracaná el 24 de junio.

© 2018, AFP

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.