El uruguayo River Plate y el argentino Colón igualaron 0-0 en su choque de ida por la segunda fase de la Copa Sudamericana 2019, un resultado que favorece al conjunto santafecino que se lleva un empate de visitante en Montevideo.

Los pupilos de Jorge Giordano (DT de River) y Pablo Lavallén (DT de Colón) no lograron superarse a lo largo de 90 minutos en el estadio Centenario de Montevideo, que por momentos fueron avaros en ocasiones de gol.

El meta uruguayo Leonardo Burián, que defiende la valla de Colón, fue la figura del partido con atajadas espectaculares que impidieron la victoria del River Plate charrúa.

– Un justo 0-0 –

El partido comenzó con los dos equipos en compás de estudio en el Centenario, bajo una lluvia intermitente.

En River destacaba la velocidad de Luis Urriti que puso a mal traer a la defensa de Colón. El conjunto visitante trató de controlar la mitad de cancha para forzar al local a distraerse del juego por las bandas. Gabriel Esparza fue el arma de creación de juego de Lavallén, en sociedad con Luis Rodríguez, que se topó con una férrea defensa del equipo uruguayo.

Luego de una decena de minutos con pocas llegadas, la primera oportunidad clara de gol se produjo cuando una falta del conjunto argentino generó un tiro libre al borde del área defendida por Leonardo Burián, pisando los 10 minutos de juego. El disparo de Nicolás Rodríguez se estrelló en la barrera.

A los 17 Esparza arremetió por la punta y levantó un centro cerrado sobre el arco de Gastón Olveira y River se salvó de milagro cuando el balón dio en el ángulo superior derecho de la valla.

Colón lo tuvo a los 26 con un cabezazo de Luis Rodríguez que recibió un balón también de cabeza de Guillermo Ortiz, despejado con algo de fortuna por Olveira a quien simplemente le llegó la pelota.

Para la media hora de juego Colón era amo y señor de la mitad de la cancha, ante un River falto de ideas de ataque.

River tuvo a los 31 un afortunado disparo de tiro libre desde mitad de cancha, otra vez de Rodríguez que encontró a Burián muy adelantado, y por centímetros y un roce del arquero el balón no se coló en el arco rival.

– Mejor el segundo –

En los segundos 45 el partido arrancó con más brío, con un Colón mucho más decidido a abrir el marcador que el conjunto de Giordano, que debía ser el más interesado en sellar una victoria para jugar con tranquilidad en Argentina el próximo martes.

River Plate tuvo su mejor chance con un cabezazo de Sebastián Píriz a los 60 minutos, que quiso anotar de sobrepique y forzó una espectacular atajada de Burián. El meta se estiró y sacó el balón que se dirigía hacia arriba, sin obstáculos, a la red.

El partido ganó ritmo en la última media hora y a los 70 llegó un gran remate de Urruti, franco al arco tras sacarse de encima a la defensa de Colón, para otra notable contención de Burián, a esa altura clave para el 0-0.

Por el lado de Colón, un tiro libre rasante de Luis Rodríguez aprovechando el terreno empapado por la lluvia para que el balón ganase velocidad se perdió por centímetros afuera cerca de los 80 minutos.

River acarició la victoria cuando un remate de Juan Manuel Olivera encontró otra vez a un oportuno Burián que la sacó insólitamente, primero poniendo la mano y luego despejando desde el aire con el pie, en la última jugada de verdadero peligro de la noche.

El rival de River o Colón en los octavos de final se dirimirá entre Argentinos Juniors y el colombiano Deportes Tolima.

© 2018, AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.