El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, reafirmó este sábado su autoridad como responsable de las alineaciones de su equipo y dijo que, si no tuviera ese poder, abandonaría su puesto.

«Soy el entrenador, yo decido. Si no puedo hacer lo que quiero en mi equipo, me marcharía. Para fichajes y esas cosas hay gente que trabaja. Trabajamos juntos», explicó Zidane en su conferencia de prensa de la víspera del último partido liguero ante el Betis. Le habían preguntado por la jerarquía de porteros de cara a la próxima temporada.

El futuro del costarricense Keylor Navas parece en el aire, pero Zidane no quiso desvelar más datos.

«Es sólo algo de Keylor y de mí. He hablado con todos. Keylor tiene contrato y ya veremos lo que va a pasar», apuntó.

Zidane tampoco se mojó mucho sobre si el del domingo puede ser el último partido de Gareth Bale como jugador blanco.

«No te puedo decir. Estamos en un final de temporada. El próximo año va a haber cambios, pero no sé qué va a pasar», apuntó.

El Real Madrid quedó pronto fuera de la carrera por los títulos en la Liga española, la Copa del Rey y la Liga de Campeones, lo que motivó el regreso de Zidane al banquillo blanco en reemplazo del argentino Santiago Solari, que a su vez había sustituido a Julen Lopetegui.

El año ha sido muy complicado en el Santiago Bernabéu, pero Zidane quiso aprovechar para lanzar un mensaje optimista para el próximo curso.

«Es el último partido. Hicimos una última semana de trabajo y lo hicimos bien, para terminar bien la temporada. Queremos despedirnos de la afición con un buen partido y con una victoria. Ha sido un año complicado y quiero transmitir que hay que pensar en el próximo año. Decir a la gente que volveremos con ilusión y trabajo. Que estén orgullosos de los jugadores», afirmó.

© 2018, AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.