El Lyon se clasificó para la previa de la Liga de Campeones tras asegurarse este sábado la tercera plaza de la Ligue 1, en la 37ª y penúltima jornada, en la que el Mónaco del colombiano Radamel Falcao casi se aseguró la permanencia.

El Lyon, que la próxima temporada estará entrenado por el brasileño Sylvinho, se impuso por un claro 4-0 al Caen (18º) y se aseguró acabar en el podio de la Ligue 1, al sumar 69 puntos, cuatro más que el Saint Etienne (4º).

El equipo lionés, octavofinalista esta temporada en la Champions (eliminado por el Barcelona), tendrá que pasar no obstante por la ronda previa de la máxima competición europea de clubes.

El Saint Etienne ganó al Niza (8º) por 3-0, pero dependía de que el Lyon no ganase su partido para llegar a la última jornada con opciones de clasificarse para la Champions.

Los ‘Verdes’ se aseguraron, al menos, jugar la Europa League, ya que ni Montpellier (5º) ni Marsella (6º) podrán darles caza.

En la parte baja de la clasificación, el Mónaco (16º) casi se aseguró la permanencia tras imponerse 2-0 al Amiens (17º), un rival directo en la lucha por evitar el descenso.

Falcao abrió el marcador para los monegascos (26) y el ruso Aleksandr Golovin sentenció la victoria en el tramo final (82).

«Durante 90 minutos hemos hecho un gran trabajo, hemos luchado por cada pelota y hemos conseguido los tres puntos, que para nosotros eran muy importantes», declaró Falcao ante las cámaras de Canal Plus France.

– «Todavía no está acabado» –

Aunque advirtió: «Hemos dado un gran paso (hacia la salvación), pero todavía no está acabado».

Al Mónaco le basta un empate en Niza en la última jornada para evitar la eliminatoria por la permanencia ante el tercer clasificado de la Ligue 2.

Incluso le puede servir la derrota, siempre que el Caen (18º) no gane y le supere en la diferencia de goles (+7 a favor de los monegascos) o que no gane el Amiens ante el ya descendido Guingamp (20º).

En un partido sin trascendencia en la clasificación, el París SG, campeón, cerró la temporada con una goleada 4-0 al Dijon (19º), con tantos del argentino Ángel Di María (3), del uruguayo Edinson Cavani (4) y doblete de Kylian Mbappé (36 y 56).

Con estos goles, Mbappé suma 32 goles y amenaza aún con arrebatar la Bota de Oro europea al argentino Lionel Messi, que suma 34 tantos a falta de un solo partido, el que juegue el domingo el Barcelona ante el Eibar.

Tras el partido, los jugadores parisinos recibieron el trofeo que les acredita como campeones de la Ligue 1 y lo festejaron con sus hinchas, incluso Neymar, que se perdió el juego al estar sancionado por haber agredido a un hincha del Rennes en la final de la copa.

© 2018, AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.