El Barcelona femenino ha experimentado una «ascensión constante» desde hace diez años hasta alcanzar «el sueño increíble» de una final de la Liga de Campeones, el sábado en Budapest ante el Lyon, la gran potencia europea, declaró el vicepresidente azulgrana Jordi Mestre, en una entrevista con la AFP. Sin excluir dar «la sorpresa».

Pregunta: ¿Qué representa esta final para el Barcelona?

R: «Es la primera vez de nuestra historia que el equipo femenino jugará una final de la Liga de Campeones. Es un gran éxito, un sueño increíble. Esta temporada pudo ser la primera en la historia del fútbol con un mismo club situando a sus dos equipos en las dos finales de Champions. Es una pena, no fue posible (eliminación del equipo masculino contra el Liverpool). Para el equipo femenino es un gran reconocimiento hacia la formación actual, que ha completado una gran temporada, y para el trabajo de la gente. Ha sido un ascenso constante, hasta que en 2015, con el presidente Josep María Bartomeu decidimos hacer pasar a profesional al equipo femenino (creado en 1970). Hemos dado un salto cualitativo muy importante. Ha habido una evolución desde 2010, un proyecto a medio plazo que ha dado sus frutos».

Pregunta: El Lyon ha ganado cinco Champions femeninas, incluidas las tres últimas. ¿Cómo abordan esta final?

Respuesta: «El Lyon está entre los tres o cuatro mejores equipos de Europa, si no el mejor. Lo muestran cada año. Tienen un presupuesto mayor que el nuestro (unos 7 millones de euros, por 3,5 del club azulgrana). Ya hemos jugado ante ellas, es un equipo muy sólido, toda Europa lo sabe. Pero claro que podemos dar la sorpresa, solo hay que ver los resultados en la Liga de Campeones masculina, con equipos favoritos que fueron eliminados. Esta es la belleza de deporte y del fútbol en particular».

P: ¿Hay un modelo azulgrana en categoría femenina, como en la masculina con ‘La Masía’, el famoso centro de formación?

R: «En el fútbol femenino tenemos entrenadores que han trabajado con los equipos masculinos, no hacemos ningún tipo de distinción. Tenemos un modelo de juego que se aplica a todas las edades, tanto en los chicos como en las chicas, centrado en la posesión de balón, el famoso ‘tiki-taka’ (pases cortos y rápidos)».

– Jugar en el Camp Nou –

P: El fútbol femenino en España ha dado un paso hacia adelante, especialmente con el récord mundial de afluencia para un partido de clubes, el Atlético-Barcelona. ¿Es un orgullo?

R: «Para nosotros fue una prueba de fuego. Nuestras chicas fueron a jugar ante 60.000 personas en un estadio adverso y ganaron (2-0). Esto (el fútbol femenino) no es una moda pasajera».

P: ¿Cree posible llenar un día el Camp Nou, el mayor estadio de Europa (99.000 plazas), para un partido de fútbol femenino?

R: «Veremos, todo es posible. Es verdad que se habló de la semifinal contra el Bayern, con el rumor de un partido en el Camp Nou. Pero como ya he dicho, debemos ser realistas, tener los pies en el suelo. Ni siquiera llenamos el Mini Estadi (15.000 plazas). No es un problema del fútbol femenino, es simplemente que nuestro primer equipo (masculino) absorbe muchas cosas, tiene una sombra inmensa sobre los otros equipos. A nivel mediático el equipo femenino ha podido dejar esta sombra, estamos a años luz de lo que ocurría hace diez años. Pero para alcanzar el nivel del equipo masculino hay un largo camino: en términos económicos, de títulos, de ingresos, de patrocinadores, de aficionados. Por el momento es otro mundo».

P: Su próxima etapa de desarrollo es una franquicia femenina del Barça en Estados Unidos. ¿Cómo va el proyecto?

R: «Es un proyecto que tenemos en la cabeza, que es interesante y que va a ayudar mucho al fútbol femenino porque en Estados Unidos rivaliza con el fútbol masculino. Pero debemos elegir un proyecto deportivo que ofrezca garantías a largo plazo. Estamos trabajando».

© 2018, AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.