La justicia europea confirmó este martes la prohibición para un ciudadano portugués de registrar en la Unión Europea (UE) la marca «NEYMAR», al considerar que busca «explotar de forma parasitaria» el renombre del famoso jugador del París Saint-Germain.

En noviembre de 2016, la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) anuló, a petición del futbolista, la inscripción en 2013 en su registro de la marca «NEYMAR» para prendas de vestir, calzado y artículos de sombrerería.

El propietario de la marca, el portugués Carlos Moreira, recurrió la decisión ante el Tribunal General de la UE, que confirmó este martes en su fallo la anulación, al considerar que «actuó de mala fe cuando presentó la solicitud de registro».

Moreira dijo conocer la existencia de Neymar, pero no que fuera una estrella ascendente, y justificó la elección del nombre por su fonética, pero, para los magistrados, no logró rebatir la apreciación de la EUIPO de que buscaba «explotar de forma parasitaria» el renombre del deportista.

«No era concebible que no tuviese conocimiento de la existencia del futbolista cuando presentó la solicitud de registro» en 2012, explicó en un comunicado el Tribunal General, que destaca su desempeño en la selección brasileña de fútbol.

Para la corte basada en Luxemburgo, el empresario portugués tenía «más que un conocimiento limitado del mundo del fútbol», porque el mismo día que pidió el registro del nombre «NEYMAR» también solicitó inscribir la marca «IKER CASILLAS».

En abril de 2018, la justicia europea ya tuvo que pronunciarse sobre el registro de la marca de otro futbolista, en este caso del ex compañero de Neymar en el FC Barcelona, Lionel Messi.

Los magistrados autorizaron al astro argentino a registrar una marca deportiva con su apellido, ya que su renombre imposibilita confusiones con marcas similares, pese a la oposición del fabricante español de ropa deportiva ‘Massi’.

© 2018, AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.