Familiares de las víctimas de la tragedia ocurrida en el estadio de fútbol de Hillsborough en 1989 expresaron su indignación el lunes cuando la única persona condenada por la muerte de un centenar de seguidores del Liverpool fue sólo condenada a una multa de 6.500 libras.

La tragedia, la peor de la historia en el deporte británico, ocurrió durante el partido de semifinales de la Copa de Inglaterra que enfrentó a los Reds con el Nottingham Forest, el 15 de abril de 1989.

Cuando los hinchas del Liverpool se agolpaban en los torniquetes de entrada porque se acercaba el inicio del partido, la seguridad del estadio abrió una puerta que conducía a una parte reservada para aliviar la presión. Pero los hinchas llegaron a una tribuna que ya estaba repleta de gente.

Entonces se desencadenó una avalancha que provocó la muerte de 94 personas, aplastadas contra la reja que separaba el campo de las gradas. Más tarde fallecieron otras dos personas.

La investigación determinó que se habían producido graves casos de negligencia por la policía y los servicios de ambulancias.

El oficial de seguridad del estadio, Graham Mackrell, fue declarado culpable por un jurado el mes pasado de no haber asegurado que hubiera suficientes torniquetes para gestionar a multitudes excesivamente grandes.

Y el lunes, fue condenado a pagar una multa de 6.500 libras (8.400 dólares, 7.500 euros), lo que provocó la indignación de los familiares de las víctimas.

«Nuestros 96 muertos merecen algo mejor que esto y nosotros, las familias, merecemos algo mejor que esto», dijo a los periodistas Louise Brookes, cuyo hermano Andrew murió en Hillsborough.

«Nuestros 96 muertos valen 67,70 libras cada uno. Vergonzoso. Treinta años para llegar a esto (…) Mis compras semanales cuestan más de 67,70 libras», lanzó.

Junto a Mackrell había sido juzgado el excomisario de policía David Duckenfield, encargado del dispositivo de seguridad en el momento de los hechos.

Pero el mes pasado, un jurado no logró alcanzar un veredicto sobre Duckenfield, quien estaba acusado de homicidio por negligencia grave. El próximo mes debe celebrarse una audiencia para decidir si vuelve a ser juzgado.

© 2018, AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.