Casi diecinueve años después de aquel épico triunfo de Guatemala 2-1 ante Costa Rica (el 15 de noviembre de 2000), por la fase de grupos de la eliminatoria a la Copa del Mundo de Corea-Japón 2002, muchos aún recuerdan la hostilidad de ese juego.

Los ticos recientemente recordaron ese partido. El técnico Alexander Guimaraes lo nombró “La Batalla de Mazatenango”.

Mientras que al cuerpo técnico de la Sub-23 de Guatemala le pareció una buena idea a repetir, en la serie de eliminación directa a visita recíproca ante los ticos, a disputarse en julio próximo, en la primera ronda del largo viaje rumbo a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

El propio director deportivo de la Fedefut, Jorge Alexander Rodas –quien jugó ante los ticos en el 2000- le consultó a autoridades de Concacaf la posibilidad de programar el juego en el estadio Carlos Salazar hijo, sin embargo la respuesta fue un rotundo no.

Y es que el Reglamento de Competencia de Torneos Olímpicos dice que el partido debe programarse a una distancia de 150 kilómetros de un aeropuerto internacional y Mazatenango está a 169 de la terminal aérea La Aurora.

El Reglamento también dice que debe ser a menos de dos horas del aeropuerto, sin embargo Mazatenango está a más de tres horas en tiempo promedio de recorrido.

Así que Guatemala deberá prepararse para enfrentar a los ticos en el estadio Nacional Doroteo Guamuch Flores.

 

4 Comentarios

  1. Me pregunto yo de quien fue esa brillante idea de llevar a los ticos a mazate? Mejor los uvieran llevado a izabal.. empiezan muy bien los de la federacion

  2. La idea es buena pero el Salazar hijo..necesita muchos arreglos..butacas techarlo pero no a como esta ..al menos mas decente ..los Camerinos…marcador electronico…ingreso seguro para los equipos …etc. Que verguenza que nuestro Guatemala no cuenta con estadios de buena categoria…el unico…es el Guamuch….

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.