El brasileño Flamengo eliminó al uruguayo Peñarol de la Copa Libertadores 2019 y pasó a los octavos de final este miércoles, en un emocionante partido a pesar del marcador 0-0, que puso fin a los sueños coperos del conjunto aurinegro.

Con la goleada 4-0 de Liga de Quito a San José en horario simultáneo en la capital ecuatoriana, Liga ayudó al ‘mengao’ a desplazar al equipo uruguayo, cinco veces campeón del certamen, que no puedo doblegar a los brasileños en Montevideo.

A pesar de haber tenido un hombre de más en cancha durante prácticamente media hora de juego, los dirigidos por Diego López no encontraron la fórmula para anotarle al Flamengo, y quedaron por el camino en el torneo continental.

– Victoria esquiva –

Los dos equipos se fueron al ataque desde los vestuarios, Peñarol en busca de una victoria que le asegurara el boleto a octavos y Flamengo en pos del triunfo que le permitiera borrar la derrota que le infligió el aurinegro en el Maracaná.

Mientras a Peñarol solo le servía la victoria, a Flamengo le bastaba un empate para seguir en carrera.

En la primera de cambio a los 2 minutos de juego y cuando Peñarol atacaba, un contragolpe que encabezó el seleccionado celeste Giorgian de Arrascaeta casi termina en la apertura para la visita pero Gabriel Barbosa, solo ante Kevin Dawson, marró increíblemente.

Alentados por su técnico Diego López, los locales buscaron presionar al Flamengo en todas las líneas para evitar el juego rápido característico de los brasileños, que apostaron a pases en corto para mantener el balón.

El Flamengo se mostraba impreciso ante un Peñarol motivado por un estadio lleno y la posibilidad de seguir adelante en la Libertadores, un certamen que ganó en cinco ocasiones y en el que no se corona desde 1987.

El conjunto brasileño dirigido por Abel Braga generó otra clara chance de gol cuando Everton Ribeiro metió un centro rasante desde la banda izquierda tras un pase de Barbosa, que no pudo conectar por centímetros Bruno Henrique a los 16.

Barbosa lo tuvo a los 22 cuando remató tal vez demasiado rápido, solo frente a Dawson. Y Bruno Henrique se lo perdió de cabeza cuando -sin percatarse- el meta aurinegro salió en falso a sus espaldas a los 37.

– La caída –

En los segundos 45 Peñarol salió con algunos cambios como el ingreso de Gabriel Fernández que le dio más dinámica a su ataque, aunque Flamengo siguió controlando la pelota.

A los 60 se salvó Flamengo tras una serie de rebotes que terminaron en la línea de la valla de César, quien tuvo la fortuna de que un defensa la sacara de media chilena. Podría haber sido la apertura para el local.

El partido cambió con la expulsión de Pará a los 63 minutos por acumulación de amarillas. Flamengo se quedaba sin un defensa, fundamental para enfrentar el embate un Peñarol más decidido, presionado a ganar porque dos minutos después Liga de Quito anotó su segundo tanto ante San José de Oruro.

Flamengo se salvó a los 69 cuando un balón le llegó de rebote a Giovanni González quien remató, pegó en un defensa, se desvió y César la vio pasar, afuera.

El conjunto carioca pudo finiquitar el encuentro a los 90+3 cuando el recién ingresado Vitinho llegó solo ante Dawson y el meta cerró notablemente para ahogar el grito de gol de la hinchada brasileña en el estadio Campeón del Siglo.

El partido terminó en escaramuzas entre los jugadores y con botellas cayendo desde las tribunas luego de la expulsión de Giovanni González por falta. El árbitro chileno Roberto Tobar le puso fin al partido a 30 segundos del final del tiempo adicional.

Los brasileños tuvieron innumerables ocasiones para anotar, mucho más que su rival, y las desperdiciaron todas, en una noche en la que Peñarol estuvo falto de creatividad para abrir espacios que le permitieran cortar el dominio de pelota brasileño.

Ahora el ‘carbonero’ tendrá cupo en la Copa Sudamericana.

© 2018, AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.