El capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, asumió este lunes el «desastroso desarrollo de los acontecimientos en las últimas fechas», sin pronunciarse sobre la continuidad del técnico Santiago Solari al frente del equipo.

«Nosotros (los jugadores) tenemos un enorme respeto por el puesto y apoyamos siempre al entrenador del Real Madrid», asegura Ramos, matizando que el nombramiento de un técnico u otro «es una decisión que no nos corresponde y en la que no interferimos nunca».

La declaración del capitán blanco llega mientras continúa la incertidumbre en torno a la continuidad de Santiago Solari al frente del equipo tras los malos resultados de los últimos 15 días, en que el Real Madrid ha sido descabalgado de Liga, Copa del Rey y ‘Champions’.

«El desarrollo de los acontecimientos en las últimas fechas ha sido desastroso y no me escondo, no nos escondemos», reconoce Ramos, en un largo mensaje en su cuenta oficial de Instagram en forma de ‘autoentrevista’.

Bajo una foto suya, con la camiseta blanca y tocándose el corazón y el escudo, Ramos asegura que «los jugadores somos los máximos responsables y yo, como capitán, el que más».

Ramos, que forzó una tarjeta amarilla en la ida de octavos de la ‘Champions’ contra el Ájax perdiéndose la vuelta en la que el Real fue goleado 4-1 en casa, dice que su acción «fue un error de arriba a abajo y lo asumo al 200%».

El capitán blanco tampoco quiso ahondar en la supuesta discusión que habría tenido tras esa derrota en el Santiago Bernabéu con el presidente Florentino Pérez, tal como había afirmado la prensa española.

«Las cosas de vestuario se hablan y se resuelven en el vestuario. No hay problema alguno y sólo interés de todos, el Real Madrid», añadió el capitán blanco, que también rechaza haber dado un ‘rapapolvo’ al resto de la plantilla.

«En el vestuario hablamos siempre y nos motivamos, siempre de forma constructiva», aseguró, rechazando también haber tenido un enfrentamiento con Marcelo.

«Tenemos piques en todos los entrenamientos. Forma parte del trabajo con tensión. Pero es una mera anécdota como tantas otras que suceden en el día a día. Marcelo es un hermano», escribió antes de pedir mirar para adelante.

«Estas reflexiones sin duda son consecuencia de una temporada profundamente decepcionante, pero si no nos detuvimos con el éxito, no nos vamos a detener con la derrota», aseguró.

«Estamos obligados a seguir, a trabajar y a evolucionar», insistió, antes de concluir que «juntos tenemos que trabajar por el futuro y recuperar la ilusión blanca».

© 2018, AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.