El Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) dio la razón este viernes al club turco del Galatasaray, que reprochaba a la UEFA haber contravenido un acuerdo al que habían llegado sobre una infracción del ‘fair play’ financiero.

En junio de 2018, la instancia del fútbol europeo llegó a un acuerdo -una sanción negociada- con el Galatasaray, que había sido considerado culpable de infracción del ‘fair play’ financiero, el principio instaurado en 2011 que prohíbe a los clubes que participan en las competiciones europeas gastar más dinero del que generan por su propia actividad.

En ese acuerdo, el Galatasaray se había comprometido, en las temporadas entre 2018 y 2022, a «una contribución financiera» que podía llegar hasta los 15 millones de euros, a una limitación del número de jugadores en las competiciones UEFA y a «una limitación significativa de los gastos en el mercado de traspasos».

El acuerdo fue alcanzado con el «jefe investigador» de la instancia encargada del control financiero de los clubes en la UEFA (ICFC), pero la Cámara de Enjuiciamiento de la ICFC decidió a principios de octubre proceder a «un examen más profundo» de las cuentas del Galatasaray.

Fue ese recurso interno en la UEFA el que fue llevado al TAS, que reestablece así la primera decisión de la Cámara de Instrucción del ICFC y por lo tanto el «acuerdo» negociado inicialmente.

© 2018, AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.