El ecuatoriano Delfín igualó 1-1 este miércoles con el venezolano en el partido de ida de la segunda fase de la Copa Libertadores-2019, que se disputó en el estadio Jocay del puerto de Manta (oeste).

El capitán de los ‘cetáceos’, Carlos Garcés, se encargó de marcar el primer tanto del encuentro desde el tiro penal en el minuto 20. El empate con sabor a victoria para los ‘demonios’ rojos llegó en el minuto 32 con un gol de Bernardo Añor.

Un empujón del defensa Rosmel Villanueva contra Garcés dio paso a la pena máxima. Sin titubear el capitán del ‘ídolo del puerto’ ejecutó el penal con la pierna izquierda. El disparo se fue hacia la esquina inferior derecha del arco defendido por Alain Baroja, que ante el remate fue incapaz de reaccionar.

Delfín, que tuvo un debut apabullante en esta edición de la Libertadores al golear a Nacional de Paraguay, fue superior en los primeros 20 minutos del encuentro marcado por un arbitraje que hizo lento el partido. Los bríos de los cetáceos se perdieron hacia el final de la primera etapa, cuando los ‘demonios rojos’ incendiaron la red de su rival.

Añor lanzó un bombazo en el minuto 32 que fulminó los ánimos de Delfín y dejó al Caracas un sabor a victoria, pues se lleva el preciado gol de visitante. Tras recibir un pase de Ricardo Martins, Añor pateó con la pierna derecha enviando el balón directo a la esquina superior del arco.

El guardameta Pedro Ortiz apenas pudo saltar para tratar de detener el pelotazo del lateral izquierdo del Caracas, que minutos antes había recibido una tarjeta amarilla.

– Intervención milagrosa –

Cerca del final del primer tiempo, en el minuto 40, ‘san’ Baroja salvó a los venezolanos de la derrota. Una nueva falta sobre Garcés derivó en un tiro libre de mucho riesgo.

Sergio López se encargó de cobrar la sanción con un remate tremendo que por poco atraviesa la línea de meta. La mano divina del arquero alcanzó a rozar la pelota haciendo que esta choque contra el travesaño.

La buena suerte siguió acompañando a los venezolanos que en el penúltimo minuto del partido sufrieron un ataque en serie de Delfín. Tres remates en una misma jugada pusieron a prueba los reflejos de Baroja y del defensor Villanueva, quienes impidieron otro gol del club ‘cetáceos’.

El segundo tiempo del partido dejó ver la autoridad del Caracas, que se propuso complicarle el avance a Delfín, que tuvo como arma más letal a Pedro Perlaza. El jugador fue el encargado de conducir por la banda derecha los ataques del ‘ídolo del puerto’.

La estrategia de los ‘demonio rojos’ fue bloquear todos los caminos de Delfín para neutralizarlo y mantener un resultado que le resulta favorable de cara al partido de vuelta que se jugará el próximo 13 de febrero en la capital venezolana.

El equipo que logre la clasificación a la tercera etapa de la Libertadores medirá fuerzas con el vencedor de los duelos entre Melgar de Perú y la Universidad de Chile.

© 2018, AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.