El español Félix Sánchez, seleccionador de Catar, pidió a su equipo “aislarse” de las tensiones diplomáticas que rodean al país para afrontar con garantías la Copa de Asia que se disputa en Emiratos Árabes Unidos.

La participación de la selección del pequeño emirato llega en un momento muy sensible. Emiratos Árabes Unidos -anfitrión-, Arabia Saudita y Baréin impusieron un boicot político y económico a Doha desde junio de 2017, acusándole de apoyar el terrorismo islamista y por su proximidad con el régimen de chiita Irán.

El contexto político “es algo de lo que hemos hablado con los jugadores”, admitió el joven técnico del equipo catarí, que llegó el sábado a Emiratos Árabes Unidos para participar en un torneo que el anfitrión del Mundial-2022 comenzará el miércoles contra Líbano.

“Son totalmente conscientes y estoy convencido que durante la competencia serán capaces de mantener la concentración en lo deportivo y aislarse del resto”, añadió Sánchez.

Uno de los puntos fuertes llegará el 17 de enero en el partido contra Arabia Saudita, uno de los tres países de la zona que ha impuesto el boicot a Catar, pese a que su gobierno desmiente las acusaciones y acusa a sus vecinos que querer provocar un cambio de régimen en el pequeño emirato.

© 2018, AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.