El guatemalteco Rafael Salguero, de 73 años, exjefe del fútbol de su país y exmiembro de los comités ejecutivos de FIFA y Concacaf, se libró de la cárcel este jueves por su “ayuda sustancial” al gobierno estadounidense que develó el escándalo FIFAGate.

Salguero había desaparecido misteriosamente tras su arresto a fines de 2015 en Estados Unidos.

Pero el martes pasado el gobierno publicó documentos judiciales que revelaron que hace más de dos años, en octubre de 2016, Salguero se declaró culpable de asociación criminal para delinquir, fraude bancario y conspiración para lavar dinero, y que coopera con la fiscalía desde su detención.

Pasó tres años en arresto domiciliario en un lugar secreto, por razones de seguridad.

Los delitos de los que era acusado tienen una pena máxima de 20 años cada uno, pero debido a su cooperación, la jueza aceptó la sentencia sugerida por el fiscal Sam Nitze: nada de cárcel, y dos años de libertad condicional.

Salguero deberá restituir hasta 288.000 dólares que recibió en sobornos a cambio de la concesión de derechos de televisación y marketing para torneos de fútbol, tráfico de influencias y reventa ilegal de entradas para los Mundiales de 2006, 2010 y 2014, de los cuales ya pagó 168.000.

“Estoy tranquilo y feliz”, dijo Salguero tras el fallo, interrogado por la AFP. “Regresaré a Guatemala en el momento que pueda. Quiero estar con mi familia y dedicarme a ellos”, añadió.

“Me siento profundamente arrepentido de algunos errores cometidos pero considero que fueron producto de un tsunami que abarcó al fútbol mundial y que venía de muchos años atrás, de finales de los ’80”, dijo el acusado a la jueza durante la sentencia.

Chen no apreció su comentario.

“Un tsunami sugiere falta de control” pero usted “podría haber dicho no, podría haber hecho su trabajo de manera honesta”, como muchos otros, le dijo la jueza.

“Eligió no hacerlo (…) Es una decisión moral que tomó y ahora está pagando por eso”, añadió Chen.

“Este esquema (…) pudrió el corazón mismo del fútbol profesional internacional” y “ciertamente ha dejado un ojo negro al deporte en todo el mundo”, opinó la jueza, que alabó no obstante su “ayuda sustancial” al gobierno.

Salguero es uno de los acusados del FIFAGate, el escándalo develado por el gobierno estadounidense que acusó a 42 personas y a empresas deportivas de 92 delitos y de aceptar más de 200 millones de dólares en sobornos.

AFP.

4 Comentarios

  1. anonimo
    por estas cosas es que no terminamos con los coruptos este sujeto no puede volver a guatemala
    y gosar de libertad tienen que jusgarlo y senteciarlo las layes guatemaltecas por tricion a la patria pues siempre piensan en lo individual nunca en nuesta guatemala deceo algun dia hombres com amor a la patria trabajen por un bien comun y que el resto del mundo los conosca por lo bueno que hagan por nuestro pais y nos den respeto las demas naciones los jobenes pueden lograr el canbio gracias
    a guatefutbol por la oportunidad que nos brinda de poder expresar lo que sentimos como pueblo con esperanza de un mejo manana gracias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.