La Jornada 22 de la fase de clasificación no tendrá mucho dramatismo, pero cada partido tendrá su propia importancia.

Guastatoya visitará Sanarate y para cualquiera este podría ser un juego para llenar calendario, pero los celestes no quieren descender y saben que cada punto cuenta en esa lucha, por lo que en el Derbi de El Progreso quieren una cosecha completa para afincarse en la zona de permanencia. Los objetivos del monarca son diferentes, porque nadie lo baja del primer lugar y eso le da tranquilidad, pero la victoria también le es útil, ya que con ella impondría una marca muy difícil de igualar.

Se trata de la cantidad de puntos para un equipo departamental en una fase de clasificación, récord que poseía el propio equipo sanarateco luego que en el torneo anterior sumó 40 unidades. Pero Guastatoya tiene 44 y puede llegar a 47, lo que lo dejaría con la mayor cifra para un equipo no capitalino, y solamente un punto por debajo del Comunicaciones de Ronald González en el Apertura 2012 y el de William Olivera en el Clausura 2015, el primero y el último del Hexacampeonato, torneos en los que los albos sumaron 48. En todo caso, si Guastatoya llegara a perder, los 44 puntos que ya ganó también quedarían en el registro como la mejor marca departamental.

Si este partido tiene esa importancia estadística, los demás no se quedan atrás por la necesidad de cada club para obtener la mejor ubicación posible.

Xelajú juega en casa contra lo que queda de Municipal y, si no se confía y hace lo que tiene que hacer, el representativo altense puede ganar tranquilamente por el margen de goles que quiera y avanzar directamente a las Semifinales.

La disparidad que hay entre los quetzaltecos y el diezmado equipo rojo hace que los demás conjuntos clasificados se olviden del segundo lugar y luchen por la tercera y cuarta plaza, la que les daría ventaja de cancha al menos en la primera etapa de la fase final.

Comunicaciones volvió a mostrar el miércoles que es incapaz de manejar un resultado y liquidar al adversario, pero es obvio que sale como favorito ante Iztapa y eso le da oportunidad de pelear la tercera casilla e incluso la segunda si los chivos sufrieran un descalabro mayúsculo. Más complicado lo tiene Cobán Imperial, que tendrá varias bajas por suspensión y debe visitar a Siquinalá, un equipo que fue irregular pero que tiene armas para vencer a cualquiera, más aún cuando juega en casa.

Malacateco y Antigua también tienen opción de subir en la tabla, pero solo uno de ellos podrá hacerlo debido a que jugarán entre sí en un partido en el que los toros tienen la sartén por el mango al jugar como locales en el estadio Santa Lucía.

El otro duelo también tiene lo suyo, porque Chiantla está en el fondo con ocho puntos y una victoria podría acercarlo a cinco de su rival en turno, Petapa, lo que le daría una mayor opción para intentar salvarse en el torneo de Clausura. Eso sí, si los Periquitos ganan, el conjunto de los Tigres quedará en una situación demasiado comprometida para el torneo de Clausura.

Así que, a pesar de no haber plazas de clasificación en disputa, la última fecha del torneo de Apertura será muy interesante y esperamos que de muchas emociones a los aficionados que asistan a los estadios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.