La vida exitosa que parecen tener los futbolistas más famosos del mundo no está ajena al trabajo duro. Para ser un deportista del alto rendimiento y tener la esperanza de llegar a los equipos de primer nivel es indispensable no solo tener talento sino también responsabilidad y los profesionales adecuados que apoyen a los deportistas.

Los futbolistas que juegan en los equipos de primera o en una selección, y lograron renombre en este deporte no solo trabajan de futbolistas, también tienen que asistir a diferentes clases de eventos y actos promocionales que son parte de sus tareas profesionales sin descuidar su estado físico. Muchas veces nos preguntamos cómo hacen para estar en óptimas condiciones para jugar hasta dos partidos por semana.

Como hemos mencionado anteriormente la disciplina es la clave para no perder el objetivo principal mientras se realiza la rutina que es muy exigente. Esa rutina está compuesta de periodos de entrenamiento intenso, la comida adecuada y el descanso. Los momentos de ocio para el futbolista consisten en los periodos de descanso durante el día o las vacaciones luego de las temporadas. Es ahí cuando realmente pueden relajarse con responsabilidad y divertirse con sus familias y amigos mientras comparten diferentes actividades como viajes, comidas, juegos de azar en línea (por ejemplo, en NetBet casino online), películas y compras, entre muchas otras.

Un día en un futbolista de elite

Las mañanas comienzan con un desayuno completo y saludable para luego comenzar el entrenamiento junto con sus compañeros en el que la primera actividad generalmente es el running. Luego comienza la rutina más fuerte de entrenamiento (en grupo y personalizada) con los preparadores físicos.

Como tercer etapa del día, se enfrentan a una sesión de charla y videos para repasar partidos anteriores y preparar la estrategia de los próximos junto al entrenador. Finalmente se pasa al entrenamiento físico menos intenso del día que consiste en ejercicios para el fortalecimiento muscular y el mejoramiento de la resistencia.

La noche del futbolista de elite durante el periodo de torneos es irse a dormir temprano ya que el descanso es fundamental para cada uno de ellos. Los paseos y actividades de esparcimiento quedan solo para las vacaciones y ratos libres que el entrenador les permite de tanto en tanto o para los días que no hay concentración.

Sin dudas, para ser un jugador profesional de alto nivel es necesario hacer sacrificios personales que también involucran a los seres queridos. Por eso, la idea de una vida glamorosa de un futbolista lograda sin ningún esfuerzo es totalmente errónea. El glamour, la recompensa económica y la fama llegan después de todo ese esfuerzo.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.