El presidente de Liberia y leyenda del fútbol africano, George Weah, volvió a saltar a un terreno de juego a los 51 años, con la selección liberiana durante un amistoso el martes ante Nigeria, dieciséis años después del final de su carrera internacional.

El exdelantero del PSG y del Milan, único africano ganador del Balón de Oro (1995), disputó 79 minutos, rodeado de compañeros tres décadas más jóvenes, en un estadio de la capital, Monrovia, constataron periodistas de la AFP.

Con un evidente sobrepeso, Weah no pudo impedir la derrota de los suyos, que cayeron 2-1 con las ‘Super Águilas’.

“Mi deseo es ver a otro Balón de Oro de Liberia. Haremos todo lo que está en nuestras manos para tener una muy buena selección nacional”, declaró Weah después de su 61º partido con la selección de su país.

El antiguo delantero accedió a comienzos de año a la presidencia de este pequeño y pobre país del África occidental.

En fútbol, Liberia ocupa el puesto 47 de las 54 selecciones africanas, y en la clasificación FIFA es 158ª. La última de sus dos participaciones en la Copa de África de naciones (CAN) se remonta a 2002.

Tras recibir una cerrada ovación al abandonar el terreno de juego a 11 minutos del final, Weah entregó a la federación su camiseta con el dorsal 14, que será retirado.

“Siempre me pregunté por qué hizo falta tanto tiempo para que esta camiseta sea retirada”, bromeó el presidente liberiano dirigiéndose al público al término del partido.

© 2018, AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.