Jugar con un hombre menos desde el minuto 23 no fue obstáculo para que Guastatoya conservara el 0-0 y clasificara a la Final del Clausura 2018.

El equipo Pecho Amarillo jugará su tercera final, luego de las que perdieron contra Antigua y Municipal en el Apertura 2015 y Clausura 2017, respectivamente.

Al finalizar el partido hubo lamentables incidentes con algunos jugadores cobaneros descontrolados, lo que se trasladó a parte de la afición, que lanzó piedras, pirotecnia y cuanto objeto tuvo a la mano, ensuciando lo que hasta entonces había sido una fiesta deportiva.

El partido

Los primeros minutos fueron favorables para Guastatoya, que tuvo el balón y buscó el marco de enfrente, sabiendo que si anotaba un gol de visita obligaría a los cobaneros a hacer tres.

El dispositivo de los orientales no le permitió a los Príncipes Azules asentarse en la cancha e intentar hacer su futbol, aunque el trámite del juego se equilibró alrededor del primer cuarto de hora del partido, luego que un conato de bronca y un reclamo se había saldado con dos amarillas para la visita y una para los locales.

Al minuto 23 una falta de Luis De León sobre Danilo Guerra significó la segunda amarilla para el Pecho Amarillo, con lo que desde muy temprano quedaron en inferioridad numérica.

Amarini Villatoro hizo retroceder a Corena y Fabricio Benítez respondió con el ingreso de Álvarez, tratando con ello de que su velocidad y habilidad rompiera al bloque defensivo visitante.

Pero eso no sucedió, porque, aunque Guastatoya retrocedió sus líneas, nunca permitió que se estableciera el habitual circuito entre Lombardi, Guerra, Betancourth y Flores, los que jugaban cada quien por su lado, ya que no podían asociarse por la marca estricta de los medios y defensas orientales.

En el cierre de la primera mitad los cobaneros tuvieron un poco más el balón, pero el único peligro generado fue en un tiro lejano de Betancourth, no por su potencia o colocación, sino porque el balón llegó rebotando como si fuera un conejo hacia las manos de JJ Paredes.

El segundo tiempo fue de dominio casi absoluto de Cobán Imperial, que adelantó sus líneas y fue con todo en busca del gol que necesitaba para avanzar a la final: eso sí, al equipo de Fabricio Benítez le faltaron ideas y desde muy temprano se observó a sus jugadores haciendo tiros descompuestos y, sobre todo, centros frontales, algunos con comba hacia adentro, pero ninguno realmente peligroso.

El cuadro bajo del Pecho Amarillo lució sobrio y fue perfectamente dirigido por Juan José Paredes, que sacó su casta y experiencia en este tipo de partidos para mantener el orden y transmitir confianza a sus compañeros.

De hecho, la única jugada en la que titubeó el petenero fue cuando su coterráneo Betancourth hizo un remate de corta distancia que no pudo retener, pero Domínguez lo auxilió reventando el balón al 55.

De allí en adelante siempre estuvo puntual para contener los remates, descolgar los centros y también para enfriar el juego cuando era necesario.

La desesperación de los locales hizo que comenzaran a presionar al árbitro Jonathan Polanco para que marcara penal por todo, pero la única acción en la que pudo sancionar (pero no lo hizo) fue cuando Arias intentó dominar el balón con el pecho estando hincado, y le terminó rebotando hacia el brazo, pero en todo lo demás no hubo nada, siendo demasiado tolerante el colegiado al no castigar a los cobaneros por varios piscinazos en el área oriental.

A pesar de estar jugando con diez Guastatoya se defendía muy bien y tuvo tiempo para contragolpear, pero una gran jugada de Vargas no la pudo resolver Rodríguez y, con el tiempo vencido, cuando García se había ido al ataque y no había portero, Vargas remató desviado.

Sin embargo, la jugada del partido se produjo un poco antes, al minuto 92, cuando Yeltsin Delfino Álvarez hizo un tiro soberbio desde la entrada del área que buscaba el ángulo superior izquierdo, pero Juan José Paredes hizo una atajada espectacular que significó mantener el 0-0 que llevó a Guastatoya a la final del torneo de Clausura.

Ganando la serie 1-0, el equipo Pecho Amarillo disputará el título contra Xelajú MC, jugando el partido de ida en Quetzaltenango el miércoles o jueves por la noche, mientras la vuelta se jugará el domingo por la tarde en Guastatoya, El Progreso.

Amarini Villatoro no contará con Luis De León, expulsado durante el encuentro, y Omar Domínguez, a quien se le mostró la roja en la bronca del final del partido.

1 Comentario

  1. Que mal por nuestro fútbol está clase de broncas. Pero siempre va ser lo mismo 25 mil de multa y ya, lo mejor sería una multa de 50 mil y 3 partidos a puerta cerrada y verán si no se componen

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.