Los quetzaltecos se pusieron en ventaja, pero un gol de visita de los celestes deja abierta la llave.

Xelajú MC se impuso 2-1 a Deportivo Sanarate en el juego de ida de las Semifinales del Torneo Clausura 2018, aunque la ventaja parece corta con lo que hicieron los occidentales dentro del terreno de juego y pagaron caro su exceso de confianza al encajar un gol en contra en condición de local.

Los Súper Chivos lograron triunfar gracias a las anotaciones de Mario Castellanos y Jorge Mario Ortiz, mientras Erickson Pinzón marcó para la Máquina Celeste que sigue con vida en la serie por haber marcado fuera de casa.

El equipo dirigido por Walter Claverí, comenzó con mayor intensidad el compromiso, siendo el que tenía la posesión del balón y siendo vertical por las bandas, aprovechando la velocidad de Edgar Macal y Cristian Albizures.

Paulo César Motta fue la principal figura para los visitantes al rechazar los disparos de Jorge Mario Ortiz, Juan Carlos Silva, Cristian Albizures y Juan Yax, además un tiro de Mario Castellanos pasó apenas a un lado del poste.

Los ataques de los orientales eran limitados, todos se resume a un contragolpe que dejó mano a mano a Kevin Elías, pero su tiro fue bien detenido por José Carlos García.

Fue hasta el minuto 39 que los Chivos fueron recompensados por su volumen de juego, cuando Edgar Macal realizó una jugada individual en la banda y con un pase en diagonal asistió a Mario Castellanos, que con un tiro de derecha en la entrada del área mandó el balón dentro de la portería.

La defensa de los sanaratecos se mostró afectada y tras el primer tanto, cometió una falta afuera del área que fue bien aprovechada por los de casa.

A la ejecución llegó el mexicano Juan Carlos Silva, que con un centro le envió el balón a Jorge Mario Ortiz, este remató de cabeza para poner el 2-0 al minuto 42 y todo parecía que sería una fiesta en el estadio Mario Camposeco.

Un minuto antes de finalizar la primera parte, nuevamente apareció la figura de Motta que evitó el tercero para los de casa al rechazar un tiro libre de Castellanos.

Para el complemento, los celestes tuvieron otra actitud, pero aún así tenía problemas para llegar al marco contrario y en momentos lucían como un equipo sin ideas a la hora de fabricar jugadas.

Los Chivos por su parte, seguían insistiendo y parecían que serían ambiciosos para tener una ventaja amplia en la serie, pero poco a poco diluyeron sus ataques y cuando lo intentaron se toparon con Motta que estuvo inspirado.

El veterano guardameta de Sanarate, fue fundamental al ganarle un mano a mano a Juan Carlos Silva y luego a Mario Castellanos.

Pero los quetzaltecos perdieron mucho con la salida de Mario Castellanos, mientras fue todo lo contrario para los celestes que ganaron mayor presencia ofensiva con la entrada de William Zapata y Erickson Pinzón, que ambos se dedicaron a presionar la salida de los locales.

Al minuto 76, Zapata recibió un pase dentro del área con un tiro de derecha provocó que José Carlos García rechazara el balón, el rebote fue tomado por Erickson Pinzón que en soledad remató y puso el 2-1 en el marcador.

El tanto en contra fue un golpe mortal para los locales, que a pesar de recuperar la posesión de la pelota, ya no fueron el equipo de minutos previos, los jugadores parecían cansados y sin ideas para llegar a la portería defendida por Paulo César Motta.

Xelajú MC tomó una ligera ventaja en la serie, aunque por lo hecho en el partido, en especial en la primera parte pudo haber ganado con un marcador abultado y ahora tendrá que defender el 2-1 el sábado a Sanarate.

La Máquina Celeste le basta con ganar 1-0 para avanzar a la final, si recibe un gol en su estadio está obligado a triunfar por dos tantos, si logra un triunfo de 2-1 también logrará el pase por su mejor ubicación en la tabla.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.