El internacional mexicano Rafael Márquez dijo adiós el viernes al estadio Jalisco, sede del Atlas, ante el Guadalajara por la penúltima jornada del torneo Clausura-2018 del balompié azteca.

A casi 22 años de su debut en primera división -el 19 de octubre de 1996 con Atlas ante Pumas-, Márquez recibió un emotivo homenaje de la afición de los ‘Zorros’.

El reconocimiento al capitán atlista comenzó desde la salida del equipo al campo. En la formación previa al juego, sus compañeros lucieron el jersey con el dorsal hacia el frente y con el 27, el número que Márquez utilizó el día de su debut cuando apenas tenía 17 años.

Posteriormente, en la tribuna apareció una pancarta enorme con la imagen del laureado jugador. Al minuto 4 -número que ha utilizado la mayor parte de su carrera- la afición entonó el cántico «oe oe oe oe, Rafa, Rafa».

En la recta final del partido, el estadio tomó una atmósfera nostálgica con las luces de los teléfonos móviles prendidas por parte de la hinchada.

Márquez salió de cambio al minuto 90+2 envuelto en aplausos y ovaciones de las aficiones de ambos equipos. Al abandonar la cancha, recibió diversos abrazos, entre ellos el del argentino Matías Almeyda, director técnico del Guadalajara.

El veterano defensor se hincó a la orilla del campo y tocó el césped mientras el Atlas consumaba el triunfo de 1-0.

«Quiero agradecer a la gente todo el cariño que me brindó todos estos años», dijo Márquez al final del partido.

El Atlas de Márquez, penúltimo de la clasificación y ya sin posibilidades de llegar a la liguilla, jugará su último partido del torneo el próximo fin de semana ante el Pachuca.

«No hay de otra», dijo el legendario capitán ante el inminente fin de su carrera en el balompié mexicano. «Ya sólo queda un partido más».

En junio, Márquez podría jugar la quinta Copa del Mundo de su trayectoria si el entrenador colombiano Juan Carlos Osorio, seleccionador de México, lo incluye en la nómina que participará en Rusia-2108.

«Si Dios quiere, sería la mejor despedida», comentó conmovido Rafa, quien ha jugado 142 partidos con la selección mexicana, 16 de ellos correspondientes a las Copas del Mundo de 2002, 2006, 2010 y 2014.

En la actualidad, a sus 39 años, Rafael Márquez enfrenta una investigación del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos por presuntos vínculos con narcotraficantes. Sin embargo, no está imposibilitado de jugar la Copa del Mundo.

Márquez jugó en Europa entre 1999 y 2010 para el Mónaco de Francia y el Barcelona de España, equipo con el que ganó dos veces la Liga de Campeones. También militó en la liga de los Estados Unidos con el New York Red Bulls.

© 2017, AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.