Xelajú MC derrotó 2-0 a Malacateco, con lo que los Súper Chivos han sumado 13 puntos en los siete partidos que han estado bajo la dirección de Walter Claverí.

Juan Carlos Silva y Julio Estacuy hicieron los goles en un partido que los quetzaltecos tuvieron controlado de principio a fin.

Lamentablemente hubo muy poca cantidad de aficionados que acompañaron a Xelajú en el estadio Mario Camposeco, pero más desafortunado fue el planteamiento de Ronald Gómez, que desde el minuto 1 envió a los toros a defenderse.

Ante eso, el equipo altense fue abrumadamente superior a los fronterizos y gracias a ello se puso en ventaja al minuto 23, cuando Silva hizo una pantalla y Ortíz le filtró el pase para que definiera “picando” el balón ante la salida de Manuel Sosa.

Fue un golazo el del mexicano, el tercero en su cuenta personal en el presente torneo.

Pero, si alguien pensó que el reciclado entrenador de los toros enviaría a su equipo adelante, se equivocó, porque Malacateco ni siquiera adelantó sus líneas medio metro, con lo que el dominio de Xela siguió siendo absoluto, mostrando el futbol de toque que ahora le caracteriza, aunque esta vez con la fortuna de que no habían adversarios que les presionaran en cancha propia, ya que los toros los esperaban cerca de su área.

Eso le dio varias oportunidades a los locales para ampliar la diferencia, aunque sin conseguirlo, habiendo probado un par de veces Mario Castellanos en tiros de media distancia, mientras Jorge Ortíz apareció también en dos ocasiones, una con un vistoso taquito y otra con un peligroso cabezazo, aunque hubo señalamientos del juez de línea que terminaron invalidando estas llegadas.

Del otro lado hubo aburrimiento completo para José Carlos García, a quien no le llegó el balón en todo el primer tiempo, con excepción de un tiro de esquina que rechazó con los puños.

Para el segundo período Malacateco salió con la idea de enredar el partido en medio campo, lo que consiguió, pero en ningún momento tuvo vocación ofensiva, por lo que sus intentos para empatar quedaron reducidos a tiros de media distancia sin convicción y sin dirección.

Aunque Xelajú había bajado su intensidad, nunca perdió el control del juego, estando cerca de convertir el segundo con un cabezazo de Guzmán y una media vuelta de Jorge Ortíz, pero sobre todo con un gran disparo de Juan Carlos Silva que salvó Manuel Sosa de manera brillante, volando a mano izquierda para enviar a una mano el balón al tiro de esquina.

Silva era uno de los mejores hombres en la cancha para el conjunto quetzalteco, pero inexplicablemente Walter Claverí lo sacó y le dio entrada a Aslinn Rodas, cuyo aporte fue nulo.

A pesar de ello, los altenses liquidaron el partido al 75, cuando Julio Estacuy recuperó el balón a tres cuartos de cancha y se apoyó en Edgar Macal, que hizo la pared perfecta para que el referente Súper Chivo quedara sólo frente a Sosa, a quien venció con un puntillazo al segundo palo para el 2-0.

Hasta entonces los fronterizos no habían hecho nada en ofensiva, pero pudieron acortar diferencias al 79 por medio de Anllel Porras, cuya anotación fue invalidada por un inexistente fuera de juego.

Eso fue todo, porque los toros no tenían argumentos ni moral para seguir batallando y Xela estaba satisfecho con lo que ya tenía entre la bolsa, por lo que sólo hubo que esperar que el tiempo se cumpliera para hacer oficial el más que merecido triunfo de los locales.

La victoria 2-0 hizo llegar a Xelajú MC a 16 puntos que provisionalmente lo ubican en el octavo lugar, mientras Malacateco se quedó con 12 en el décimo.

En el acumulado los toros tienen 38 unidades, nueve por encima de la zona de descenso, aunque todavía no están salvados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.