Deportivo Cuenca de Ecuador se clasificó este miércoles a la segunda fase de la Copa Sudamericana-2018 al vencer 6-5 en definición por penales a Sportivo Luqueño de Paraguay, luego de emparejar la llave con una victoria de 2-0 en los 90 minutos.

Anthony Bedoya le dio la clasificación a los ecuatorianos al marcar el sexto penal en el estadio Alejandro Serrano Aguilar, de la andina cuidad de Cuenca (sur).

Un error de Luis Matto en el último tiro le costó a la escuadra ‘auriazul’ su pase a la siguiente fase.

Con un hombre menos y sin su timonel que había sido expulsado en el minuto 39, el ‘expreso austral’ remontó en el segundo tiempo el resultado de la ida que favorecía por 2-0 a los paraguayos.

Con dos tantos de Juan Diego Rojas (74) y Emiliano Bonfigli (81), los ‘morlacos’ se subieron al tren de la clasificación y empezaron a soñar.

Rojas, la estrella de los ecuatorianos en esta revancha contra Luqueño, recibió por la izquierda la pelota, la controló y buscó un espacio para deshacerse de la marca de Gustavo Giménez.

Luego avanzó hacia su derecha, gambeteó al arquero Bernardo Medina y consiguió el anhelado premio a la perseverancia que había mostrado desde el inicio del duelo.

– El segundo y a los penales –

Siete minutos después apareció la figura de Bonfigli, que hasta entonces no había tenido participación en las jugadas de peligro. El argentino puso el 2-0 para los Deportivo Cuenca.

El equipo local pudo irse a las duchas con el marcador a su favor, pero Rojas y Marco Mosquera fallaron en sus disparos al arco.

Cuando el primer tiempo se acercaba a su fin, Rojas tuvo una de las oportunidades más claras para anotar el primer tanto del Cuenca con un remate de zurda.

La jugada empezó con Facundo Melivillo quien arrancó en carrera por la banda izquierda y mandó un centro a Rojas que se escabulló de la marca de Sergio Vergara, pero su disparo se fue por un costado del arco.

Un minuto después, Mosquera desaprovechó la falta de atención de la defensa del ‘chanchón’. El jugador fue incapaz de encauzar el balón hacia la meta y mando otra vez desviado el esférico.

En la segunda etapa la presión de Cuenca sobre Sportivo Luqueño despertó a los paraguayos, que con Nicolás Orsini pudieron haber sellado su pasaporte a la próxima ronda.

En el minuto 69 Orsini, que había entrado al campo apenas cinco minutos antes en lugar del atacante Fredy Bareiro, envió un potente remate que chocó en el ángulo superior izquierdo de la portería defendida por Bryan Heras.

Esa fue la llegada más importante de Luqueño, que el primer tiempo hizo un partido con pocas emociones. El equipo puso su atención en defender el resultado que había obtenido en Paraguay y arriesgó poco ante un rival que demoró en reaccionar, pero que supo recuperarse para retomar el control en su casa.

© 2017, AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.