El pobre espectáculo que se vio en el Clásico 300 es reflejo de lo que es el futbol de Guatemala en la actualidad.

De sobra es conocido que los dos capitalinos son los que tienen más recursos y sus plantillas son las más caras del medio, pero no han invertido en entrenadores con la capacidad suficiente para aprovechar las virtudes de sus jugadores.

Municipal se acostumbró a meterse atrás y tirar pelotazos con la esperanza de encontrar mal parado al adversario, mientras Comunicaciones se aburre teniendo la pelota sin que alguien pueda definir.

Eso lo muestran partido a partido y el Clásico 300 no fue la excepción, sin contar con el pésimo trabajo de Bryan López y la poca colaboración de los jugadores, especialmente aquellos que se han especializado en fingir faltas, algo de lo más deleznable del antifutbol.

No es muy distinto lo que se ve en los otros equipos y por eso valoro la propuesta de Guastatoya, Petapa y últimamente Xelajú, que tratan bien el balón, mantienen unidos los semibloques, hacen transiciones rápidas y terminan las jugadas, lo que hace más agradables sus partidos.

No pierdo la esperanza de que algún día todos jueguen para ganar y no para no perder.

Este artículo también fue publicado en la sección de Deportes de Nuestro Diario el miércoles 18 de octubre.

1 Comentario

  1. EL MUNICIPAL de ahora ni siquiera es la SOMBRA PALIDA del municipal que nos hacia gritar de emociones antes, el municipal de Trossero
    LASTIMA
    comunicaciones aquel equipo de grandes jugaodores que merecian nuestro respeto, grandes rival en la cancha
    pero el comunicaciones de ahora …………. MEJOR reservo mi opinion.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.