En la Liga Nacional se está comenzando a gestar un movimiento de independencia de la Federación, siendo el primer paso el rechazo de algunos clubes al proceso de elecciones.

Aunque hay mucha indecisión y un mar de dudas, se busca contar con el apoyo de la mayor parte de equipos para proceder a la separación y presentarse ante FIFA como un ente nuevo, sin ligamen con la actual Federación ni con la CDAG, lo que le daría opción a buscar el reconocimiento internacional, proceso que podría durar un par de años, tiempo que se aprovecharía para aglutinar a más clubes y formar al menos dos divisiones, contando también con la posibilidad de organizar nuevas ligas de futbol femenino, sala y playa, lo que permitiría una plena participación internacional cuando FIFA otorgue el visto bueno.

Yo creo que esto es lo correcto, aunque también pienso que un eventual triunfo electoral de Jorge Roldán hubiera tenido alguna posibilidad de reconocimiento futuro por no ser responsable de la suspensión actual, pero lo que resolvió ayer el TEDEFE, quizá sin proponérselo, le ha dado una bocanada de aire al grupo que controla la Asamblea, que vuelve a tener entre la bolsa la victoria.

Este artículo también fue publicado en la sección de Deportes de Nuestro Diario el miércoles 11 de octubre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.