El futbol de Guatemala padece los efectos de la devastadora combinación de la ignorancia con el capricho, causante del aislamiento internacional y el desencanto de la afición.

En algún momento se pensó que para contar con un estatuto acorde a las directrices de FIFA y comenzar el proceso para levantar la suspensión, lo más difícil sería conseguir que se modificara la Ley para el desarrollo de la cultura física y del deporte, pero, aunque los que se resisten al cambio quisieron meter sus manos, al final se contó con el visto bueno de la Corte de Constitucionalidad y el respaldo de 117 diputados que aprobaron de urgencia nacional la Iniciativa 5111.

El camino estaba allanado para normalizar la situación del futbol de Guatemala, pero surgieron nuevos tropiezos e ilegalidades que tienen todo en un punto muerto, y está claro que los 34 títeres no van a cambiar su postura, por lo que es hora de dejar que hagan lo que quieran mientras los clubes de la Liga Nacional y la Primera División que no forman parte de ese nefasto grupo se separan de la actual Federación e inician las gestiones para recibir a mediano plazo el aval directo de FIFA como una entidad independiente.

Este artículo también fue publicado el miércoles 27 de septiembre en la sección de Deportes de Nuestro Diario.

4 Comentarios

  1. Es triste ver como se destroza el deporte rey en nuestro pais solo por los intereses de algunas personas que ni juegan chiflan ni aplauden pero son los que siempre han salido beneficiados. Entiendan senores solo estan danando el futuro de muchos futbolistas nacionales que cada vez son pocos por las oportunidades reales que tambien les dan en sus equipos y ahora sin roce internacional es lamentable lo que pasa en Guatemala.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.