Tiempo de reflexión

Es Semana Santa y todos hacemos un alto para revisar nuestras actuaciones y tratar de enmendar lo que no hemos hecho bien, con la intención de ser mejores.

Pero también es tiempo para reflexionar sobre lo que pasa con nuestro futbol, en el que a nivel dirigencial estamos congelados en espera de las órdenes de FIFA y las decisiones de la Corte de Constitucionalidad y el Congreso de la República. Entre tanto, los problemas se acumulan sin que se les dé una pronta solución.

Uno de ellos es la discusión y aprobación del Estatuto del Jugador, tema que se ha postergado más de la cuenta, lo que obligó a los futbolistas a amenazar con medidas de hecho que serían catastróficas. La Comisión Normalizadora no está siendo lo ágil que la situación demanda y parece que camina con pies de plomo, pero lo que menos le conviene es enemistarse con los jugadores en una coyuntura en la que tiene a 34 títeres de la Asamblea en contra y esperando una oportunidad para desbancarlos.

Es por eso que estos días deben servir para reflexionar y el lunes de Pascua comenzar a limpiar la mesa de pendientes, siendo el Estatuto del Jugador un tema que debe priorizarse, dada su trascendencia.

Este artículo también fue publicado en la sección de Deportes de Nuestro Diario el Miércoles Santo 12 de abril.

Carlos Muralles

Médico y periodista deportivo